Celebración de Victoria Sudáfrica 2018

mv

Celebración de Victoria Sudáfrica 2018

25 de noviembre

Centro Internacional de Convenciones de Ciudad del Cabo

 

¿Hay alguien aquí que me ve por primera vez? ¿Quién soy yo? Así es. Soy la Madre Verdadera. Si, al igual que ustedes, los 7500 millones de personas escucharan lo que digo, seguramente sentirían lo mismo. Yo estoy afirmando diciendo que hay que conocer la verdad sobre Dios, sobre el Creador Dios.

Cuando Dios creó los Cielos y la Tierra y todas las cosas, Él las hizo según Su imagen y por último creó a un hombre y a una mujer. Está escrito en la Biblia que creó a Adán y a Eva. A ellos, a los humanos, les dio un período de crecimiento. Durante ese período dado Adán y Eva tenían que crecer absolutamente unidos con Dios.

Dios es un Dios invisible, no posee un cuerpo físico. Por eso es que el sueño de Dios era que, habiendo creado a los humanos, los habría bendecido el día que hubieren madurado y, por medio de ellos, Dios llegaría a ser un Padre y una Madre Verdadero de la humanidad. En otras palabras, el sueño de Dios era abrazar y amar a los ancestros de la humanidad, Sus hijos.

Quería disfrutar de una pacífica vida con ellos en el reino terrenal y luego amarlos eternamente, viviendo juntos en el mundo espiritual. Dios creó todo con esa regla fundamental de la creación. Pero, ¿qué sucedió? Adán y Eva no lograron unirse con Dios, y eso los llevó a alejarse irremediablemente. Así es como dieron nacimiento a la actual humanidad caída.

Desde antiguo y al presente los seres humanos han buscado vivir en bondad por acción de la conciencia. Aman muchísimo la libertad, la igualdad, la paz y la unidad, pero desconocen el camino que los lleva a obtener todo eso. Por eso es que la historia humana tiene tantos altibajos, mejora, empeora…

Aun así, en medio de ello, la gente intenta ser buena por acción de la conciencia y, aun sin saber muy bien por qué, dieron origen a la religión por ese sentimiento de buscar apoyo en el Absoluto.

Existen en el mundo, básicamente, cuatro grandes religiones, y todas ellas enseñan eso, a que seamos buenos; pero, por ser personas caídas, aunque lo profesan, sus acciones no las acompañan, y hay una causa mala para ello, lo que significa que, sin corregir, sin arreglar esa causa, no hay manera de mejorar.

La conclusión es que el dueño del universo es Dios. Ciertamente hay que encontrar a ese Dios y vivir una vida de atención a Él. Pero ha sido muy difícil, y para saberlo basta con ver la historia cristiana. Es un hecho que han perpetrado mucha prueba y error.

Lo que está bien claro es que “Dios es nuestro Padre”. Hay que llevar a cabo un movimiento para que la gente así lo sienta y conviva con Él; pero, para poder vivir con Dios siendo personas caídas, por más que se esfuercen, no pueden. El problema es que no se conoció bien a Dios ni se entendió la esencia de Jesús.

Lo que deben buscar los seres humanos equivocados es a los Padres Verdaderos, que de entre todos los seres humanos fueron victoriosos y tienen que experimentar tales cosas milagrosas. Es la única manera para que Dios, Janul Pumonim, pueda decirles “Eres mi hijo”, “Eres mi hija”.

En medio de la naturaleza encontramos el girasol. El girasol mantiene su rumbo tanto en días nublados como soleados. En la esfera de domino de Dios no puede haber altibajos. Se alinearán como el girasol, no puede surgir ningún problema complicado.

La gente se ha esforzado hasta ahora por hacer las cosas bien, pero no tuvo resultado. La conclusión es que hay que encontrar a Dios, a Janul Pumonim. Quiero decir, hay que encontrar a los Padres Verdaderos, que los puedan hacer resucitar, revivir, renacer, para que puedan retornar a Dios.

Pasaron 6000 años hasta que nacieron los Padres Verdaderos. Nuestro Janul Pumonim, durante el largo periodo de 6000 años, ha derramado sangre, sudor y lágrimas en busca de Sus hijos perdidos; y hace 2000 años buscó, por medio de Jesucristo, el surgimiento de los Padres Verdaderos con el plan de darle cumplimiento a la Providencia en este mundo caído. Pero, debido a que las personas del entorno de Jesús no cumplieron su responsabilidad, Jesús murió crucificado, luego de afirmar que vendría de nuevo.

Antes de morir, Jesús dijo que vendría de nuevo, y está escrito que retornaría y celebraría las bodas del Cordero. Eso significa que, si no nace la hija unigénita en los Últimos Días, la Divina Providencia no puede ver su cumplimiento.

Tras 4000 años Dios encontró a Jesucristo, el único en el mundo caído de quien podía decir que era Su hijo. Y le llevó 6000 años encontrar a la hija unigénita, a quien pudo decirle “Tú eres mi hija”. Y como yo conocía la esencia del significado de unigénita, pude llegar a la posición de Madre Verdadera a la edad de 16 años.

Desde muy pequeña crecí diciendo que Dios era mi padre. A pesar de que mis padres vivían, yo crecí consciente de eso. Era una familia que había orado y se había preparado más que ninguna otra para recibir al Mesías en su retorno. Para cuando yo iba a nacer Corea estaba por liberarse de ser una colonia, y norte y sur se dividirían en los bandos comunista y democrático, y luego estallaría la Guerra de Corea.

Yo nací en el lado del norte, cuando ya estaba en marcha el proceso de tornarse comunista. Sin embargo, el sur aun no había afianzado su régimen y el norte ya tenía la capacidad como para atacar al sur.

Piensen un poco. Yo nací en 1943 y la guerra estalló el 25 de junio de 1950. En ese tiempo Dios protegió a Corea por mí. De acuerdo a los principios de la creación, le dio a Adán y Eva, los ancestros humanos, un periodo durante el cual debían madurar. ¿Cómo podría permitir que la hija unigénita, nacida por primera vez en 6000 años, desapareciera?

De modo que Dios debía protegerme hasta que yo tuviese una edad como para tomar una decisión por mí misma. Así es como en 1960 pude llegar a ser la Madre Verdadera.

La posición de Padres Verdaderos es una posición demasiado difícil. Luego de la Santa Boda de los Padres Verdaderos, (el Padre) comenzó el movimiento de la Bendición. Si el cristianismo hubiese sabido del nacimiento de los Padres Verdaderos, en un corto periodo de tiempo casi toda la humanidad habría llegado a enterarse.

Piensen lo difícil que habrá sido. Vinimos construyendo un fundamento desde el fondo. Ahora los tiempos han cambiado. Quiero decir que ustedes tienen que revelar abiertamente la verdad de los Padres Verdaderos, de la unigénita. Esta es la verdad. Así que, exclamen: “¡Si reciben la Bendición y como familias bendecidas cumplen su responsabilidad incondicionalmente, luego de vivir en el reino terrenal, irán al Reino Celestial! ¡Reciban la Bendición!”.

Así es. Ustedes como familias bendecidas, ¿cumplirán su deber de mesías tribales? Ustedes también tienen que liberar a sus antepasados. ¿Así lo harán? ¿Puedo creerles? El tiempo no los va a esperar por siempre, de modo que no deben perder esta oportunidad y sean familias bendecidas que cumplan toda su responsabilidad.

Sudáfrica queda particularmente en el extremo sur del continente africano. En Corea yo dije lo siguiente: “Consideré a Corea como un continente y la dividí en 5 subregiones. De las 5 subregiones, Gyeongsang-do queda en el extremo sur. Y cuando fui allí para el rally multitudinario les dije que el fuego debía expandirse a partir de allí hacia abajo, desde Gyeongsang-do.

¿Qué les parece señores? ¿Encenderán el fuego a partir de la Ciudad del Cabo y lo extenderán al resto de todo el continente africano? Una vez más… ¿Lo harán así?

Esta vez yo bendije enormemente a Sudáfrica y a Zimbabwe. Hemos sembrado una semilla y deberán hacer que germine cuanto antes y de fruto. El Profeta Radebe ya proclamó a los Padres Verdaderos y a la hija unigénita. Así que ustedes díganle con firmeza a las personas que tienen que recibir la Bendición de los Padres Verdaderos, de la hija unigénita.

Ojalá yo tuviese 50 años de edad, pero estoy en una edad en la que ya me cuesta, así que ustedes tienen que moverse rápido para que yo pueda ofrendarle muchos logros a Dios mientras viva en la Tierra. Ayúdenme.

¡Bueno! Mañana partiré de nuevo, hacia el próximo destino, agradecida y creyendo en ustedes. A mí también me gustaría descansar, pero no puedo; ayúdenme, por favor.

finalmv1mv2mv3mv4

Traducción al español:

Alejandro de Souza

Corea

Korea, South
copylink

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s