Festival de la Paz y la Familia en Zimbabue, Oración de Bendición de la Madre Verdadera

mv2

Festival de la Paz y la Familia en Zimbabue

Oración de Bendición de la Madre Verdadera

21/11/2018

Estadio Nacional

¡Querido Janul Pumonim, padre y madre celestial! Para ver este día Usted, considerando las leyes fundamentales de la creación, y debido a que Adán y Eva, que podrían haber sido los buenos ancestros de la humanidad, no exaltaron Su Voluntad, no tuvo otra opción que conducir la larga historia providencial de la restauración por indemnización.

Y tras un largo período de 4000 años de restauración por indemnización, envió a Jesucristo para ser el Padre Verdadero de la humanidad. Pero, debido a que ese pueblo y María, quien lo dio a luz, no cumplieron su deber, Jesús tuvo que morir crucificado y anunció que vendría de nuevo.

Las familias que hoy reciben aquí la bendición de sus matrimonios son el fruto de la sangre, el sudor y las lágrimas que Dios, Janul Pumonim, ha derramado a lo largo de una amarga historia de restauración por indemnización.

El ideal de Su creación era abrazar y amar a los humanos como hijos e hijas; pero, al incumplir esa responsabilidad, los ancestros de la humanidad una y otra vez debimos esperar otros 2000 años por el retorno del Cristo, quien anunció que volvería.

Dios no puede volver a escoger a un pueblo que no cumplió su responsabilidad, ya que a ese pueblo le queda una indemnización por saldar. Y Usted, Dios, por primera vez en 6000 años dio nacimiento a la unigénita, de la que puede decir: “Esta es mi hija amada”. Gracias a ello nacieron Padres Verdaderos en el año 1960, y hasta el día de hoy han bendecido a millones de parejas en la Tierra y en el Cielo, ampliando el fundamento externo sobre el cual Usted pueda obrar.

Hoy día, a este continente africano de tanto dolor, y especialmente a Su querido Zimbabue, Usted envía a la Madre Verdadera, la unigénita, para bendecir a hombres y mujeres de bondad de este lugar.

La humanidad caída, como tal, no puede retornar a Usted si no renace por medio de la Bendición de los Padres Verdaderos, lo que significa que no pueden ser Sus hijos. De modo que hoy, en este lugar, está presente también el mundo espiritual.

Espero que comprendan que una historia de equivocaciones comienza hoy renovada gracias a las personas que hoy reciben esta Bendición. Oro para que no todo termine en cada familia, sino que todas estas parejas se conviertan en mesías tribales que comparten con parientes y vecinos la gracia de la Bendición.

Y si Zimbabue significa realmente “la gran casa de Cristo”, oro que estas parejas guarden en mente que ellas son las verdaderas dueñas del país.

¡Dios nuestro, cuánto ha esperado usted por este momento, por este día! Oro para que con este comienzo para todo el continente africano nazca un África Celestial, centrado en Usted, y un Zimbabue Celestial.

Oro que para que haya alegría y gloria en el cielo y libertad, igualdad, paz y felicidad en la Tierra y para que podamos construir el Reino Terrenal donde vivan felices familias bendecidas.

Oro y le pido una vez más en el nombre de los Padres Verdaderos que este país y estas familias se conviertan en la vanguardia ¡Ayu!

mv3

Traducción al español:

Alejandro de Souza

Corea

Korea, South
copylink

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s