Sean la Esperanza que Quieren ver en el Mundo

SJN

Sean la Esperanza que Quieren ver en el Mundo

 

Nuestra Presidente Internacional, Sun Jin-nim e In Sup-nim, se reunieron con los participantes del Seminario La Paz Comienza Conmigo, organizado por el Ministerio Estadounidense de Jóvenes y Jóvenes Adultos (YAYAM) en la UTS, el día antes del evento de la Madre Verdadera en el Coliseo Nassau.

Al principio, Sun Jin-nim expresó que su mensaje no iba a ser una conferencia, sino una charla de corazón a corazón. Esta distinción fue clara durante todo el tiempo que estuvo con nosotros, ya que pasó la mayor parte del tiempo sentada con las piernas cruzadas en el escenario, intercambió preguntas y respuestas con los participantes del seminario, y nos regaló a todos unas Dunkin’ Donuts (nos dijo que esa era una tradición que al Padre Verdadero le gustaba observar con la Familia Verdadera después del Juramento de los domingos).

Sun Jin-nim también nos guio a todos a través de una meditación de bondad amorosa, invitándonos a estar llenos de la luz y amor de Dios, y luego a canalizar ese amor a alguien en nuestra vida que amamos, a alguien neutral en nuestra vida, y a alguien en nuestra vida a quien nos cuesta amar, ejercitando práctica y espiritualmente el músculo de amar a todos sin importar cómo lo percibimos o cómo sentimos por ellos.

Justo antes de irse, Sun Jin-nim también hizo un regalo muy especial a dos de los participantes del seminario. Los estudiantes de secundaria Timothy Dunkley y Mi-Hye Platt recibieron cada uno un brazalete de piedra energética, infundido con cualidades para apoyar su crecimiento y sus viajes.

Mensaje de Sun Jin-nim

Las observaciones de Sun Jin-nim giraron en torno a algunas preguntas que le hizo el personal del seminario: cómo construir la relación con los Padres Verdaderos, lo que ella entiende que significa el término “unigénita” y lo que ella sentía que nosotros, como jóvenes, podíamos hacer para contribuir a los Padres Verdaderos y a la esperanza de Dios para el mundo.

Ella propuso que las mejores respuestas a todas estas preguntas se podían encontrar leyendo las propias palabras de los Padres Verdaderos, y luego procedió a leer selecciones de la Antología de la Madre Verdadera, un privilegio relativamente nuevo, ya que la antología solo estuvo disponible a principios de este año.

Los extractos que Sun Jin-nim leyó fueron de las reflexiones de la Madre sobre su propia vida, y fueron profundamente conmovedores. Pudimos escuchar en las propias palabras de la Madre el sufrimiento y las dificultades por las que pasó para recorrer el camino que Dios había llamado a los Padres Verdaderos a recorrer, así como la alegría y la gratitud que llegó a sentir a medida que crecía en su papel e identidad como Madre Verdadera.

Después de su lectura, Sun Jin-nim compartió una hermosa pieza de sabiduría que la Madre Verdadera le había dado una vez sobre cómo crecer en la relación con los Padres Verdaderos. En resumen: no se concentren ni se preocupen por sus deficiencias. Todos pasamos por las tres etapas de crecimiento: formación, crecimiento y cumplimiento, todos somos capaces de crecer. En su lugar, concéntrese en estas dos cosas. Primero, en la gratitud. Cultiven la gratitud por los dones que les han sido dados, como su familia, sus amigos, sus talentos, sus pasiones; cuando cultivamos la gratitud, no hay espacio para pensar que no están porque reconocen que están en un espacio de abundancia. Segundo, conozcan el amor. Amen a la gente y aprendan a amar a la gente y Dios estará con ustedes. Dios y los Padres Verdaderos están con ustedes, así que lo conseguirán. Crean que están con ustedes.

Esta hermosa sabiduría, explicó Sun Jin-nim, es la sabiduría de la era posterior a la indemnización: la nueva era de alegría, celebración y libertad establecida por los Padres Verdaderos a través de su sacrificio, su perseverancia y su amor por Dios como Hijo e Hija de Dios. “Tú eres el amor de Dios, el sueño de Dios realizado”, compartió. Ahora que tenemos Padres Verdaderos, por primera vez, no estamos pagando indemnización, sino viviendo en libertad. “Empezamos de cero y nos queda el “infinito”.

Cuando llegó a la última pregunta, Sun Jin-nim en realidad devolvió la pregunta a la audiencia y recibió respuestas de muchos de los jóvenes y adultos en la sala. Muchos de los participantes expresaron su gratitud por este intercambio, ya que confirmó el sentimiento de haber tenido una conversación significativa con una querida hermana mayor.

La guía final de Sun Jin-nim para nosotros: “Sean la esperanza que quieren ver en el mundo. Ganen la corona de gloria. Cultiven el corazón, el amor. Amen a sus enemigos, levántense y cámbienlo para siempre. La gloria es la encarnación viva del amor en la Tierra, el nivel más alto de amor que podemos alcanzar. Ese es su legado, porque eso es lo que los Padres Verdaderos hicieron”.

final

Traducción al español:

Ricardo Gómez

Argentina

copylink

 

¿Quieres ayudar a

Unificacionistas.com?

manita

boton-donaciones

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s