Reunión con las Misioneras Japonesas de la FFPUM de Corea Celestial

mv

Reunión con las Misioneras Japonesas de la FFPUM de Corea Celestial

Palabras de la Madre Verdadera

19 de octubre de 2018

Centro de Capacitación de Cheongpyeong

 

Octubre es la estación de los frutos, ¿no? Es la estación de la cosecha. El fruto de la ardua labor de 30 años siguiendo la Voluntad es este, que ustedes estén aquí. Es algo de lo que estoy agradecida.

En el hogar, cuando los niños vuelven de la escuela y entran en la casa, ¿a quién buscan, en primer lugar, luego de abrir la puerta? ¡A la mama, a la madre! ¿También les pasa a ustedes así?

Yo sé que algunas de ustedes han pasado por cosas de las que prefieren no hablar. Eso no se debe a que ustedes hayan hecho algo mal, sino a que hay una responsabilidad histórica, colectiva, la que ustedes están en la posición de indemnizar. Yo sé que ustedes han pasado por cosas inimaginables, difíciles, muy duras.

¿Están contentas de verme hoy? Entonces les tengo una noticia mejor. Levanten la mano las que cumplen años hoy. Pasen aquí al frente. ¿Cuántas son? ¿Eh? ¿No era una sola? ¡No paran de venir!

Ustedes, señoras, ¿tienen esposos? ¿Sus esposos les han dado regalo de cumpleaños? ¿No lo han recibido aún? ¿Al menos les han dicho feliz cumpleaños? ¿Les dijeron “¡Feliz Cumpleaños!”? ¡Ah! ¿Tampoco eso?

Pero ahora que lo pienso bien, yo, al cumplir años el mismo día que el Padre, me parece que en 58 años nunca escuché decir: “¡Feliz cumpleaños, te quiero!”.

Yo tengo la intención de darles un regalo de cumpleaños en lugar de sus esposos. Yo había calculado que hoy cumplirían años unas 7 personas, pero hay una más de lo calculado. El número 8 es un buen número, ¿no? Es el número del nuevo comienzo.

Pónganse 4 de este lado y 4 de este otro. Me tomaré una foto con ustedes. Les tocó un esposo coreano… particularmente en Corea, por el pensamiento confucionista, los hombres son toscos. A través de estas 8 esposas quedan todas ustedes indemnizadas.

La historia providencial de la restauración por indemnización era algo impensado para el Creador, Janul Pumonim. Pero, al haber principios de la creación que Dios mismo determinó, y dado que el ser humano tiene una responsabilidad a cumplir, es hasta hoy que ni un día, ni una hora, Dios pudo quitarse de encima las preocupaciones.

Ante Janul Pumonim, quien ha esperado tanto, pacientemente, el surgimiento de los Padres Verdaderos debió haber sido bienvenido por el país, debía haber comenzado por medio de un fundamento nacional.

Observando los problemas que surgen en cada país y entre países, vemos que, a pesar del maravilloso trabajo de individuos y de las ONG, el camino se hace largo si no se posee un fundamento nacional; pero, si se firman acuerdos con cada país por separado, se facilita la expansión.

A fin de poder recuperar a la humanidad caída, Dios necesitó un largo período de 4000 años hasta encontrar entre los seres humanos a quien pudiera llamar “Mi hijo”. Es imposible describir con palabras la totalidad de la dolorosa historia de Dios en su búsqueda de la humanidad caída, de personas en las que no se puede creer, de un ser humano que acostumbrado a traicionar.

No se pudo establecer un fundamento externo centrado en ese hijo unigénito a quien la humanidad había anhelado, con quien Dios había soñado. Sabemos que en varias ocasiones Jesús, a lo largo de sus 33 años de vida, le habló a María insinuándole la responsabilidad que tenía en cuanto a cumplir su matrimonio.

Ella quedó embarazada con la protección de Dios, gracias a una revelación, pero desconocía la esencia de él. Desconocía su propia responsabilidad. En definitiva, terminó perdiéndose todo el fundamento para que Jesús pueda cumplir su responsabilidad. Por eso no tuvo más remedio que morir crucificado.

En el lugar donde murió crucificado no estaba María. No estaban sus 12 discípulos. Tampoco estaban los que habían sido preparados, los que habían hecho condiciones. Solo estaban el ladrón a su derecha y el ladrón a su izquierda. ¡Cuánto habrá impactado a Dios el ver esta escena!

Antes de ser crucificado, Jesús dijo que vendría de nuevo. Está escrito que volvería para celebrar el banquete de las bodas del cordero. El cristianismo se inició con los apóstoles renacidos por obra del Espíritu Santo. Si bien comienza con los apóstoles, ellos también desconocían la esencia de Jesús. No sabían por qué vino Jesús ni tampoco por qué murió, pero predicaron la salvación por medio de su preciosa sangre. Y eso es lo que ha venido creyendo el cristianismo durante 2000 años.

Dado que Dios es el mismo de principio a fin, tiene que ver el final de aquello que comenzó. La posición de la unigénita es lo que había que preparar para el Señor en su prometido retorno. Al fin, Dios estableció un pueblo que diera nacimiento a la unigénita. Esa unigénita debe nacer sobre un fundamento cristiano.

En 2000 años el mundo se puede dividir en 4 grandes religiones, básicamente, y no hay un registro exacto de cuándo el cristianismo se arraigó en Corea. Sin embargo, considerando la providencia como este pueblo sin falta, tiene que dar nacimiento a la hija unigénita por medio de un fundamento cristiano, ha tenido algún tipo de relación con la esfera cristiana desde los Siglos XII o XIII.

En el último período de la Dinastía Chosun, bajo políticas de aislamiento, el cristianismo fue perseguido, pero antes había habido apertura. Por esa razón todas las religiones, ya sea el budismo o el confucianismo, ingresaron y se arraigaron en el país. La finalidad de esas religiones era la misma, y la del cristianismo debió haber sido la misma.

La cuestión es que, al ignorar la providencia, no tenían cómo dar más explicaciones. Sin embargo, viendo el ambiente de la época, es hora que se den cuenta. Tienen que hacer un esfuerzo. Tienen que aprender. En ese sentido, dado que los Padres Verdaderos están enseñando mucho aquí, si ustedes salen a exclamarlo con audacia, serán bienvenidos.

Con respecto a los problemas que ocurren en el mundo entero, como los religiosos, ideológicos, económicos o políticos, todos hablan, pero no hay manera de resolverlos, todos son egocéntricos. Ponen en primer lugar a su país. Así no puede haber unidad.

Por eso yo digo que “Los esfuerzos o la capacidad humana se encuentran limitados”. “No hay que centrarse en las personas”. Yo enseño que la única manera de lograr la unidad es atendiendo a Janul Pumonim, el centro y Creador del Universo. Y como método concreto para ello, el único camino, el de la salvación eterna, es recibir la bendición del matrimonio dada por los Padres Verdaderos.

Durante 2000 años los cristianos, tanto católicos como protestantes, no han conocido la providencia con exactitud. Y han desconocido la esencia de Jesús, razón por la que cometieron muchos errores.

Lo que ustedes tienen que saber es que Dios hizo nacer a la hija unigénita por primera vez en 6000 años en esta Tierra, por medio de este pueblo. ¡La unigénita!

Yo nací en el año 1943, y este país fue liberado en 1945. Se dividió en comunismo y democracia. En 1950 estalló la Guerra (25.6) de Corea. El norte, con un régimen comunista, estaba preparado para todo. Se preparaba para invadir el sur, pero la democracia surcoreana aún no se había reestructurado y, al estallar la guerra, cayó en la desesperación.

Lo que ustedes tienen que saber aquí es que si 16 países participaron con las fuerzas de la ONU, se debió a que Dios debía protegerme a mí, a la hija unigénita. Ocurrió lo imposible.

Por un principio básico de la creación, Dios les dio a Adán y Eva un período para que madurasen. A fin de que una niña nacida en 1943 aceptase Su Voluntad, precisaba de un período para adquirir la capacidad de juzgar racionalmente.

El problema fue que, en este país, al tiempo que se había independizado, estalló la guerra de 1950, así que yo tenía apenas ocho años de edad. Dios tenía que darme el tiempo como para que yo pudiese crecer; por eso movilizó a las fuerzas de la ONU, quienes derramaron sangre de bondad en esta tierra para formar el fundamento para recibir a los Padres Verdaderos. Tienen que saberlo.

El año que viene se cumplen 100 años desde que se levantara el Movimiento 1º de marzo. Este es el país donde finalmente podían surgir los Padres Verdaderos. Siendo así, los ciudadanos de este país, particularmente el cristianismo, aunque desconocían la Divina Providencia, debían preparar el fundamento nacional para que pudiesen manifestarse los Padres Verdaderos.

Hubo muchos patriotas y mártires de trasfondo cristiano. No sé si ellos conocerían la providencia o la Voluntad de Dios detrás de ello pero, dado que había llegado el momento que naciesen los Padres Verdaderos, Dios permitió que surgiera ese movimiento para restaurar el país por medio de personas justas.

El país del Japón se había constituido en un impedimento para la Divina Providencia por lo que, como resultado, bajo el nombre de los Padres Verdaderos, Dios les dio un tiempo para poder establecer condiciones y resultados.

Ustedes deben conocer bien al Sr. Kuboki, el primer líder nacional del Japón. Parece que cuando él estuvo en China era parte de un comando especial y que ese comando especial hacía experimentos biológicos inimaginables, cosas que un ser humano no puede hacer.

Finalmente, el Japón comenzó la guerra mundial atacando a los Estados Unidos. Para entonces se llevarían de Corea todo lo que se pudiesen llevar. La cuestión es que, de hecho, el día en que yo nací muchas de esas cosas estaban apiladas en el frente de la casa en que yo nací.

Tal vez ni la propia Daemonim, que veía esas cosas en sueños, entendió a qué se debía. Yo viví muchas cosas como esas, inimaginables, acontecimientos que sustancialmente sucederían más tarde.

¿Quién abrió el Cheon Il Guk? Era el anhelo de los Padres Verdaderos. El cumplimiento de la providencia debe darse sustancialmente a partir de la Tierra. El reino terrenal debe realizarse primero centrado en los Padres Verdaderos para que se abra entonces en el reino celestial. ¿Comprenden?

El sueño de Janul Pumonim de abrazar a los 7600 millones de personas en el mundo, ese sueño de la familia humana unida, debe ser realizado por quienes están aquí y por todas las familias bendecidas del mundo con el sentimiento de dar la vida con todas sus fuerzas; y recuerden que de esa manera serán eternamente orgullosas familias bendecidas, hijos e hijas de piedad filial de Janul Pumonim.

De modo que ustedes, de aquí en más, deberán avanzar con fuerza. Si bien se dice que este pueblo está en una etapa de diálogo positivo con el norte, todavía restan muchos problemas por resolver.

Debería ser un movimiento que atienda a los Padres Verdaderos. De modo que ustedes, las misioneras japonesas, deberán enseñarle a este país, para que sea la tierra natal de Dios, la patria de Janul Pumonim, la patria de los Padres Verdaderos, la patria de los hijos verdaderos, centrándose correctamente ante la Voluntad de Dios.

Para ello, deberán ser unidos el Japón y los Estados Unidos y quitar de raíz todas las cosas que puedan constituirse en una condición para alejarse de su relación con la Divina Providencia.

En tiempos como este, en que se inaugura la era de la civilización del Pacífico centrada en los Padres Verdaderos y se expande al mundo el sueño de Una Familia Bajo Dios, los 3 países deberán ir a la vanguardia y hacerse cargo.

Los políticos de este país no conocen la providencia, tampoco cómo debe ser la reunificación norte-sur. Hay que crear el ámbito apropiado en la periferia. De manera que habrá que mostrarles cómo habrá que avanzar por el camino de la Divina Providencia, el camino para que la humanidad pueda unirse.

Hoy, luego de verlas a ustedes, ¡tendré esperanza!

mv2

final

Traducción al español:

Alejandro de Souza

Corea

Korea, South

copylink

 

¿Quieres ayudar a

Unificacionistas.com?

manita

boton-donaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s