Rally de la Esperanza de la Subregión 4

mv

Rally de la Esperanza de la Subregión 4

Palabras de la Madre Verdadera

7 de octubre de 2018

Centro Mundial de la Paz Cheongshim

 

En esta hermosa estación de los frutos, en esta estación de la abundancia, quiero darles la bienvenida al HJ Cheonwon a líderes, embajadores de la paz, familias bendecidas y miembros de la Federación de Familias de la nación de Jeol-la, de la Subregión 4.

Al considerar los problemas que se levantan en todos los lugares del mundo, como las disputas religiosas, los conflictos políticos, los problemas económicos, sociales, ideológicos y la desintegración de la familia, vemos que hasta el presente se han realizado muchos esfuerzos, pero no se han encontrado respuestas. ¿Acaso será que hay que darse por vencidos?

Lo mismo se puede decir sobre los problemas de este país. Se han abierto canales de diálogo entre Norte y Sur después de 70 años. Sin embargo, llevará tiempo poder ver resultados alentadores. ¿Por qué tendrá que ser así?

El mundo actual, en una palabra, no tiene un dueño. El dueño del universo es, claramente, Janul Pumonim, el Dios Creador. Él, Janul Pumonim, por medio de las reglas fundamentales de la creación, y por tener un sueño, creó todas las cosas según Su imagen; y creó a Adán y Eva para ser los ancestros buenos de la humanidad.

Y a los seres humanos les dio una responsabilidad a cumplir durante su período de crecimiento. Les dio una responsabilidad. Debían crecer en una posición de absoluta unidad con Janul Pumonim. No obstante, mientras crecían, pensaron en sí mismos y se volvieron ambiciosos. Eso dio origen a la actual humanidad caída.

Dios es omnisciente y omnipotente. Es el mismo de principio a fin, de modo que, al existir el principio de que Su sueño se realiza por medio del ser humano, Dios no tuvo otra opción que conducir una laboriosa, difícil historia providencial de restauración por indemnización.

Así es que Dios, en medio de la humanidad caída, tuvo que elegir a un pueblo más bien bueno con quien estar y poder utilizar. Cuán dificultosa habrá sido esa historia providencial de restauración por indemnización que, hasta poder enviar a Jesucristo de quien pudo decir: “Este es Mi hijo”, hubo una larguísima historia providencial de 4000 años. No fueron “apenas” 400 años, sino que fueron 4000.

Por primera vez en 4000 años, y por medio del país del pueblo escogido de Israel, tras haber podido crear un fundamento nacional, envió a Jesucristo, Su hijo unigénito.

La venida de Jesús, quien podría dar renacimiento a la humanidad caída, era para que llegara a ser Padre Verdadero. Aquellos que debían crear el ambiente para que Jesús lleve a cabo la providencia, como María, la familia de Zacarías, los judíos y los israelitas, no lograron realizarlo.

En definitiva, Jesús perdió la posición como para poder conducir la providencia. Se debió a que desconocían la verdadera esencia de Jesús y no entendieron correctamente a Dios.

Antes de ser crucificado Jesús afirmó que retornaría. Está claramente escrito que volvería para el banquete de las bodas del cordero. Siendo así, los devotos cristianos deberían haber esperado también por la hija unigénita que pudiese ser la pareja de Jesús. Sin embargo, los cristianos todavía están en medio de la noche.

Dios no vuelve a utilizar al país ni a las figuras centrales que no cumplen su responsabilidad. Así, Dios tiene que encontrar y establecer a un nuevo pueblo que pueda dar nacimiento a la unigénita que no pudo ver 2000 años atrás. Ese país es actualmente este pueblo coreano.

Por primera vez en 6000 Dios tendría un fundamento para que nazca la unigénita, quien debía nacer mediante un fundamento cristiano. Así, en el año 1943 nació la hija unigénita; pero, junto con la liberación, este pueblo se dividió en norte y sur. Se dividió en un lado comunista y un lado democrático.

En 1950, el 25 de junio, estalla la Guerra de Corea. Dios, acorde a Sus propios principios de la creación, debía darle a la hija unigénita un tiempo para que crezca hacia su madurez. De manera que, como yo estaba en el norte, me guió para venir al sur. La Guerra de Corea estalló 2 años después de que yo viniera al sur.

Sin embargo, el sur no poseía aun un sistema apropiado como para enfrentar al norte. ¿Qué debía hacer Dios, entonces? Dios movilizó 16 países con las fuerzas de la ONU para proteger a este país.

Los Padres Verdaderos, quienes deben consumar la providencia, surgieron de aquí, de Corea. Dios tenía que dar nacimiento a los Padres Verdaderos que cumplieran Su sueño por primera vez en 6000 años, y tenía que darles un tiempo para que concluyeran la providencia.

Los Padres Verdaderos, ante semejante trabajo y preocupación de Dios, y no siendo protegidos por el fundamento cristiano como debía ser, comenzaron desde el fondo y, por medio de la bendición de matrimonios que da renacimiento a la humanidad caída, han venido abriendo las puertas de la bendición para que la humanidad pueda renacer como hija de Dios y ser abrazada por Él en Su seno.

Eso nos ha llevado el larguísimo periodo de 58 años hasta el día de hoy, cuando estamos en la posición de ver la consumación de la providencia.

Ustedes deberían saber que hoy ya no debemos permitir más que Dios siga transitando un camino de preocupación y arduo trabajo. Ya existen millones de parejas bendecidas en el mundo entero. Esas familias, siguiendo las enseñanzas de los Padres Verdaderos, trascienden las barreras de la raza, la cultura y la religión; y ellas, por sí mismas, están celebrando bendiciones de matrimonios. Ese es el único camino por el cual hoy nosotros podemos resolver todos los problemas irresueltos, es el camino para poder resolverlos.

Ahora, los líderes religiosos, dirigentes políticos y los máximos líderes de cada país que han llegado a conocer esto, se han armado de la confianza necesaria de que es posible realizar el sueño del reino terrenal, el mundo de libertad, igualdad, paz y felicidad que la humanidad ha anhelado por tanto tiempo.

Comenzando por el rally del Japón, yo he venido proclamando que todos los países, que los continentes, deben atender a Dios como Corea Celestial, Japón Celestial, EE.UU. Celestial y continentes celestiales. Los mismo se aplica a lo que enfrenta este país hoy, para resolver los problemas entre el norte y el sur.

He dividido a Corea del Sur en 5 subregiones, y hoy estoy hablándolo a los ciudadanos de la Subregión 4. Es la “Nación de Jeol-la. Ahora ustedes, como ciudadanos que atienden a los Padres Verdaderos, deberán convertirse en los ciudadanos de la “Nación Celestial de Jeol-la”. Para ello, señores, a partir de ahora, a los pobladores de cada localidad de su región, deben educarlos correctamente con esta verdad providencial, histórica.

Si ustedes son la Nación Celestial de Jeol-la, ¿cómo deberé llamar a Chungcheong, a Gyeongsang, a Gangwon, a la Subregión 1? ¿La llamo “Nación de Seúl”?

Ahora sí hay esperanza para ustedes. Si exaltan la voluntad de los Padres Verdaderos y la ponen en práctica, Dios estará con ustedes y verán ocurrir cosas sorprendentes, casi milagrosas. ¿Lo creen así?

Amo a la nación de Jeol-la. ¿Será porque allí está la Roca de Mun-am? En nuestros comienzos, la mayoría de los miembros dedicados venía de Jeol-la. Yo quiero ver una nación de Jeol-la que termine hermosamente lo que comenzó.

Ahora, ante ustedes, no hay nada que temer. Si acompañan audazmente a la unigénita Madre Verdadera, los mundos físico y espiritual… Dios, estará con ustedes.

Se ha dicho que en la ignorancia no puede haber perfección. Esta República de Corea, que ignora Su Voluntad, la Providencia, tiene que convertirse en la tierra natal de Dios, la Corea Celestial Unificada

Oro y ruego que los ciudadanos de Jeol-la cumplan esa misión.

final

Traducción al español:

Alejandro de Souza

Corea

Korea, South

 

¿Quieres ayudar a

Unificacionistas.com?

manita

boton-donaciones

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s