Inspiración

Festival “Hyo Jeong Family in Osaka”

mv

Festival “Hyo Jeong Family in Osaka”

Discurso de la Madre Verdadera

21 de noviembre de 2017- Kadoma Sports Center, Osaka, Japón

 

¡Orgullosos líderes de Osaka, Embajadores de la Paz, miembros de la Federación de Familias y Familias Bendecidas! Nos hemos reunido hoy aquí para ser los protagonistas de la nueva era providencial. ¡Esa responsabilidad es la de hacer de éste un país que atienda a Janul Pumonim! Este será el día en el que dieron el primer paso hacia ser un ¡Shin Japón! ¡Shin Osaka!

Al contemplar el mundo actual vemos que no hay esperanza en el futuro. Si bien las religiones permitidas por Dios en diferentes territorios comenzaron explicando sobre el bien, es cierto que ellas desconocen cuál es el destino final, cómo es que deben dar fruto. Por eso yo quiero explicarles hoy sobre Dios, el Creador y centro original del Universo.

Dios creó todas las cosas y luego creó a un hombre y una mujer para que fuesen los buenos antepasados de la humanidad. Con absoluta fe, amor y obediencia en Dios, deberían haber crecido en la dirección deseada por Dios, llegando a ser bendecidos por Él, llegando a la posición de ser los “Padres Verdaderos” de la humanidad. En el camino pensaron en sí mismos y se volvieron ambiciosos. “¡Yo también puedo llegar a ser como Dios!”. Haber sido ambiciosos en el momento inapropiado creó la humanidad caída que tenemos hoy.

Dios, omnisciente y omnipotente, es el mismo de principio a fin. No puede cambiar los principios por los que Él mismo creó. Por esa razón a Dios no le quedó otra opción que conducir la historia providencial de la salvación, de la restauración por indemnización, para salvar a la humanidad caída. Fue un curso amargo y miserable.

Dios escogió a los israelitas como pueblo elegido para formar un fundamento desde un individuo a una nación, condujo la providencia de restauración por indemnización. ¿Cuán difícil le habrá sido que le llevó 4000 años? Por primera vez en 4000 años les envió a Jesucristo, el unigénito de quien pudo decir: “Es Mi hijo amado”. Pero, ¿cómo puede ser que podamos creer que la salvación de la humanidad se logre crucificando, de la noche a la mañana, a ese hijo unigénito que le costó 4000 años poder enviar? Murió crucificado al quedar en la posición de haberse perdido el fundamento como para cumplir su deber, y dijo que retornaría, que volvería para celebrar el banquete de las bodas del Cordero.

El cristianismo comenzó con los apóstoles por la obra de resurrección del Espíritu Santo. En sus comienzos fueron tremendamente perseguidos. Reconocido oficialmente en el año 313, el cristianismo salió de la península itálica a Europa, hacia Inglaterra, y floreció con la esfera de la civilización del Atlántico. Pero ellos desconocían la esencia de Jesús.

En la era de la civilización del Atlántico salieron hacia el mundo; pero, en definitiva, se convirtió en una civilización que providencialmente fracasó. Actuando en beneficio de los propios intereses de sus naciones, no se expandieron más al mundo. No obstante, como la Providencia Divina es que el Señor retorne, Dios escoge a un pueblo que prepare el entorno como para que venga el Señor. Ese país es hoy día Estados Unidos.

Dios no vuele a utilizar a figuras centrales o al pueblo que no cumplió su responsabilidad. Eso se debe a que a ellos les queda una indemnización por pagar. Como Dios afirmó que el Señor retornaría para celebrar las bodas del Cordero, tiene que encontrar a otro pueblo que pueda dar nacimiento a la hija unigénita. ¡Ese pueblo es el coreano!

Ante una humanidad que esperó por 2000 años, la hija unigénita es la persona que absolutamente debe aparecer ante el hijo unigénito que retorna. Con un fundamento cristiano para la unigénita, libre de toda relación con Satanás, tiene que nacer la hija unigénita de quien Dios pueda decir: “Esta es Mi hija amada”.

Junto con la liberación vino la división de Corea en Norte y Sur, en comunismo y democracia. Si todos eran del movimiento por la independencia, ¿por qué se habrán dividido ideológicamente? Dios necesitó que la unigénita pasara por un periodo de crecimiento. En el principio, cuando Dios creó al hombre y a la mujer, les dio un periodo de crecimiento. También la hija unigénita debía pasar entonces por ese periodo para poder crecer.

Dado que como yo nací en el Norte y pudiera ser que no tuviese la oportunidad de crecer hasta cumplir mi responsabilidad, Dios me hizo descender al Sur. Y el 25 de junio de 1950 estalló la Guerra de Corea. El Sur estaba en una situación indefensa. Pero milagrosamente Dios movilizó las fuerzas de la ONU y protegió al Sur. Lo protegió porque los Padres Verdaderos tenían que surgir para cumplir la Divina Providencia, el sueño de Dios, el anhelo de la humanidad.

La Santa Boda de celebró en el año 1960. El ámbito cristiano debería haber cooperado. En el Génesis está escrito que fue la tarde y fue la mañana y fue el día primero, pero ellos no se prepararon durante la noche para recibir el día primero. Por eso le llevó un curso de 50 años a los Padres Verdaderos, comenzando desde el fondo. ¿Para qué se necesitan Padres Verdaderos? Por ser caída, la humanidad no puede ir por sí misma ante Dios, porque existe una indemnización a pagar por los pecados precedentes.

Si la humanidad no avanza a la posición de nacer de nuevo, únicamente por los Padres Verdaderos, no puede ir ante Dios. Para eso es el acto de la Bendición Matrimonial que realiza la Federación de Familias. ¡Cuánto ha esperado la humanidad por ello! ¡Llevó 6000 años! ¡Los tan esperados Padres! Pero esto lo ignora, tanto el país donde surgieron los Padres Verdaderos, como el resto de los países y la humanidad. De modo que los que ya recibieron esa Bendición tiene el deber de anunciarla y de compartirla. ¡De eso se trata la responsabilidad de los mesías tribales que deben cumplir las familias bendecidas!

Por eso hoy yo deseo que ésta sea una orgullosa Shin Osaka. ¡No es el carácter chino Shin de “nuevo”, sino de “Dios”. ¡Un Shin Osaka que atiende a Dios! ¿Están determinados a cumplir toda su responsabilidad para lograrlo? Para el centro de la providencia los Padres Verdaderos seleccionaron al Japón como país tipo Eva. La República de Corea, que dio a luz a los Padres Verdaderos, es país tipo padre, y Japón tipo madre. La esencia de toda madre es la de hacer lo que fuere si es por el bien de sus hijos. Si es para que sus hijos sean más felices o tengan éxito, cooperan incondicionalmente.

Todo el mundo, la humanidad, está anhelando paz. Sin embargo, si bien hoy en día esa realidad se visualiza lejana, nosotros tenemos la llave. Con la segunda y la tercera generación de hijos de familias bendecidas por los Padres Verdaderos posicionados en el centro de la providencia, y con Corea, Japón y los Estados Unidos en el centro de la providencia, inauguramos la era de la civilización del pacífico. Con la revolución de la cultura del corazón Hyo Jeong, nuestra 2ª y 3ª generación, que pueden ser un faro, una luz para la humanidad, están destacándose en todo el mundo.

Este es el único movimiento, el único camino, para cumplir el anhelo de Dios, el deseo de la humanidad, el sueño de que seamos todos una gran familia humana unida bajo Dios. Esa realidad no está en un lugar lejano. Si con los hermanos de su entorno, ante su gente, su pueblo, el mundo, cumplen su responsabilidad de mesías tribales, ese día llegará a pleno.

Escuché que particularmente Osaka, en este país, fue la que le abrió la puerta al mundo. Por eso les pido por favor que, como ciudadanos globales de Shin Osaka, exalten con audacia ante el mundo el amor de los Padres Verdaderos, el valor de la revolución de la cultura Hyo Jeong del corazón, que divulguen con orgullo nuestro movimiento, que anuncien que Janul Pumonim y los Padres Verdaderos están con nosotros.

Por ese día, por el que Dios tanto ha trabajado, ese día por el que tanto soportó y que la humanidad anhela, oro que se despliegue estruendoso al mundo entero el clamor hacia ese día de entusiasta alegría, ese día lleno de júbilo, en que juntos, atendiendo a Janul Pumonim, mientras viva la hija unigénita, la Madre Verdadera, construyamos el Reino de los Cielos Terrenal. ¡Les pido por favor que sean todos orgullosos ciudadanos de Osaka que lideren la vanguardia!

osaka

1

Traducción al español:

Alejandro de Souza

Corea

Korea, South

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s