Inspiración

57° Aniversario de la Boda Sagrada de los Padres Verdaderos, Habla la Madre Verdadera

MV

57° Aniversario de la Boda Sagrada de los Padres Verdaderos

Habla la Madre Verdadera

¿Qué día es hoy? ¿Es un día para alegrarse? De las 4 estaciones, esta es en la que toda la creación revive; es primavera, y aun en esta hermosa estación muchas vidas se están muriendo por la concentración de esporas contaminantes provocada por la ignorancia humana. ¿Sabían eso? Hoy en día la humanidad se debate en la incertidumbre y el terror, una incontrolable situación mundial. Este mundo se ha vuelto sombrío, como un barco a la deriva, sin capitán ni brújula, sin esperanza en el futuro, sin ver más allá de las narices.

En una palabra, es un mundo en el que el verdadero dueño no puede ejercer. Dios creó al mundo y a Adán y Eva para ser los antepasados (buenos) de la humanidad y tuvo un hermoso sueño. Durante su crecimiento, Adán y Eva se volvieron ambiciosos. Pensaron en sí mismos en un tiempo inapropiado. Los antepasados humanos son la causa de los vergonzosos fenómenos actuales. En una palabra, Dios debía ser el dueño de este mundo y, sin embargo, no puede actuar como tal. El Dios omnipotente es el Alfa y el Omega. Dios, sin falta, tiene que realizar Su ideal. Por eso no tuvo más remedio que conducir una historia providencial de restauración por indemnización solitaria, amarga y triste.
No obstante, por la Biblia sabemos bien que Él estableció un pueblo bueno en el mundo caído, les dio esperanzas y los condujo. Cuán difícil habrá sido que le llevó 4000 años. Luego de 4000 años envió a Jesucristo, tan esperado, para realizar Su sueño; pero en el entorno de Jesús, ni los israelitas, ni los judíos, ni la familia de Zacarías, ni María cumplieron su responsabilidad. Desconocían la providencia de Dios y el propósito de la venida de Jesús. Al incumplir su deber, aquellos que debían ser el cerco protector de Jesús, él no tuvo sobre qué pararse. Por eso, antes de morir crucificado, dijo que retornaría y está escrito que celebraría bodas del cordero.

¡Las bodas del cordero! ¡El día para poder realizar el sueño de Dios, la esperanza de la humanidad! Si en aquellos días el pueblo israelita hubiera recibido como Hijo de Dios al unigénito Jesucristo, se habría encontrado con la unigénita y llegado a ser Padre Verdadero, pudiendo influir y unir al inmenso imperio romano y a todos los países vecinos. De haber sido así, se habría realizado la esperanza de Dios, el deseo de la humanidad, de realizar un mundo unido bajo Dios, el reino terrenal. ¿Qué sucedió con el pueblo israelita al no aceptar al Señor Jesús? Durante 2000 años de su historia fueron un pueblo errante, sin país, y muchos fueron por el camino de la muerte en la Segunda Guerra Mundial.

¿Por qué habrá sido así? Porque había una indemnización a pagar por el pueblo que no cumplió su responsabilidad, ante lo que debía llegar a ser la posición de Padres Verdaderos. Pero aún hoy ellos lo ignoran y, como está escrito que después se celebraría el banquete de las bodas del cordero, Dios tuvo que escoger a otro pueblo que hiciese el fundamento para que naciera la unigénita.

Ese es, privilegiadamente, el pueblo coreano. ¡Tienen que aplaudir, ¿no?! El cristianismo se afianzó 300 años después de que Jesús sea crucificado. Y eso gracias a la obra del Espíritu Santo. En una palabra, el cristianismo dejó muchas fisuras, al estar integrado por personas que ignoran la esencia del propósito de la creación de Dios. ¿Cómo puede ser que de un cristianismo, que cree en Dios, surja la ideología comunista afirmando que Dios no existe?

Esta triste y amarga historia de la restauración por indemnización dio nacimiento a la unigénita por medio del pueblo coreano. Estamos realizando en todo el mundo, en cada país, la inauguración de la Asociación de Parlamentarios. Hace unos días en India, que tiene una población de 1300 millones, se reunieron en el parlamento 120 legisladores en funciones, el presidente y el primer ministro, para celebrar la inauguración. De alguna manera la humanidad está buscando una esperanza que pueda alinearla con la voluntad de Dios.

De hecho, Inglaterra participó en India desde el siglo XVI; en la era de la civilización del Atlántico las principales naciones costeras expandieron el cristianismo mediante el comercio exterior. En eso, Inglaterra estuvo relacionada a la India durante mucho tiempo y, sin embargo, el Hinduismo, la religión popular, no aceptó al cristianismo por lo que en India se tuvo que conducir otra providencia, en una nueva dimensión. Durante la inauguración de la Asociación de Parlamentarios en cada región surgieron personas justas. De hecho, para ser 1300 millones de habitantes, nuestro fundamento es muy débil. No estamos registrados como religión, por lo que se dificulta hacer actividades. Aun con pocos miembros, pero con la colaboración de Asia, obtuvimos esta inmensa victoria. Les cuento esto porque muestra que muchas personas están buscando esperanza en medio de la desesperación.

Hace 100 años, mucho antes de la liberación en 1945, el gran poeta Tagore vino hasta Japón y recitó un poema en el que decía que el día que Corea encendiese de Nuevo su lámpara, sería la luz que alumbraría a Oriente. ¿Qué es la luz? La luz es la verdad, la Palabra. La Palabra tiene que ser la de Janul Pumonim, la palabra del Creador. Eso recitó hace 100 años. Por medio de personas justas, Dios creó el entorno apropiado para poder enviar al Señor de la Segunda Venida, pero fue difícil con el fundamento cristiano, ignorante de la providencia.

Sin embargo, un día como hoy, superando todas las dificultades, y tal como Jesucristo hace 2000 años, el unigénito y la unigénita nacieron sin pecado. La unigénita también nació sin pecado. Esa es la verdad. Fue el día que el unigénito y la unigénita, nacidos sin pecado, tuvieron las bodas del cordero, exaltando la voluntad de Dios. Fue gloria para Dios, alegría y esperanza para la humanidad. La realidad es que se ignora, y en la ignorancia no hay perfección. Ustedes, familias bendecidas por los Padres Verdaderos, tienen que anunciarlo, tienen que enseñarlo. Para ello, urge la restauración de la nación.

Para el problema que enfrenta este país, entre el norte y el sur, no basta con la política. Únicamente los Padres Verdaderos pueden resolverlo. El día que todos los países, grandes y chicos, se unan como naciones hermanas centradas en los padres, habrá una paz genuina para la humanidad. Actualmente se necesita personas que eduquen al grupo de países poderosos que tienen el control. El cristianismo nació de tal ignorancia. Ustedes conocen la providencia. Fueron educados durante 57 años. Como familias bendecidas, tienen una responsabilidad.

El surgimiento de los Padres Verdaderos debía ocurrir sobre un fundamento nacional. Si lo piensan así, señores, no deben conformarse con el día de hoy, ni con el de mañana, ni permanecer así por el resto de sus vidas. Necesitan tener resultados; por eso quiero crear el Centro Genealógico del Cheon Il Guk. Las familias bendecidas de hoy son antepasados del pasado, del presente y del futuro. Eso lo determinan ustedes. Es responsabilidad de ustedes. ¿Qué deberán hacer entonces? ¿Se harán cargo de la restauración de la nación? El asunto inmediato para ustedes, lo más urgente, es ser mesías tribales. Y también, para resolver los problemas inmediatos de este país, deberán hacer un avance total. ¿Comprendido? Anunciar con orgullo a los Padres Verdaderos, enseñar, esa es su responsabilidad. ¿Lo harán? Deseo de todo corazón que hoy se determinen a hacerlo.

MV2

Traducción al español:

Alejandro de Souza

Corea

Korea, South

2 replies »

  1. Muy buenas palabras de Madre Verdadera. Ella esta clara. No peleas por poder. Dinero. Posicion etc. Yo oro por la unidad de la peninsula con en amor de Janulpumonim.

    Me gusta

  2. Casi todos los miembros de la I . U sabemos esta gran verdad, sin embargo mucho de nosotros lo OMITIMOS porque nos dejamos permear de la vida secular de este mundo Hedonista. Esto sucede porque no practicamos totalmente el P.D y lo que es peor, solo lo tenemos como un mero CONCEPTO. A DIOS hay que experimentarlo en carne propia y una vez lo sintamos como nuestros Padres Originales, entonces comenzamos amarlos como se merecen, es decir con un corazón de Hijo piadoso; mientras no sentimos personalmente a DIOS no podemos decir que conocemos a nuestros Padres Celestiales y por ende no hemos empezado la vida religiosa como debiera. También debemos conocer la Tradición de la Familia Verdadera y vivirla con constante
    devoción. Esto es lo que nos hace diferentes del restos de las familias comunes ¡ Ajú!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s