Inspiración

10 de abril de 1992

1964914_607573979329144_268956620_n

El 10 de abril del año 1992 tuvo lugar un hecho crucial, no solo para los unificacionistas, sino para toda la humanidad. Es una fecha clave en el curso de nuestra Madre Verdadera. Dejemos que el Padre nos explique de qué se trata:

15        El 10 de abril de 1992 declaré la liberación de la mujer. Cuando el Cheon Il Guk alcance su duodécimo año, habrán pasado veinte años desde esa proclamación. Ustedes deberían entender que ese fue el día en que mi compañera de vida hizo su aparición pública en la tierra. Se corresponde al tiempo en que Adán habría cumplido veintiún años y hubiera estado listo para recibir la Bendición. Hasta entonces, no se había establecido ningún fundamento sobre el cual la Madre Verdadera podría pararse frente a mí como mi pareja. Por lo tanto, el Reino aún no había llegado a existir. Desde el momento de la proclamación de la liberación de la mujer para el duodécimo año del Cheon Il Guk, todas las familias Bendecidas están en la posición en que Adán y Eva hubieran estado al superar la edad de veinte años, preparándose para recibir la Bendición a la edad de veintiún años y luego crear el Reino de los Cielos. Es sobre esta base que la frase “Nuestra familia, dueña del Cheon Il Guk” pudo aparecer en el Juramento de la Familia. (Cheong Seong Gyeong, página 1318)

3             Indemnicé todo durante el período de 40 años que comenzó en 1952. Luego, en 1992, sobre el fundamento de la proclamación de la liberación de las mujeres, establecí a la Madre en una posición igual a la mía para que pudiéramos estar uno al lado del otro. A partir de entonces, gradualmente le traspasé mi autoridad a la Madre. Ese es el camino que estuve andando. Me apresuré porque tenía que concluirlo para el año 1997. Si hubiera dejado el proceso incompleto habrían surgido problemas. Preparé el fundamento para la Federación de Familias para la Paz Mundial. Incluso necesitaba llevar a cabo una ceremonia proclamando la disolución de la indemnización. (Chambumo Gyeong, página 1382)

2          Ha llegado el tiempo de que las mujeres coreanas y japonesas se unan y regresen a su posición original. Esto se hizo a través de la Federación para la Paz Mundial en Asia, cuando las mujeres japonesas y coreanas se unieron. Al completar exitosamente sus tres discursos frente al público, la Madre Verdadera estableció la condición para la unidad de Caín y Abel en el nivel nacional. El 10 de abril de 1992, en Seúl, más de 5.000 mujeres vinieron de Japón y se unieron a las mujeres de Corea para la primera asamblea de la Federación de Mujeres para la Paz Mundial. Así es como Corea se convirtió en la Eva mayor. Al unirse centralizados en la Eva mayor restaurada, con Japón en la posición de Caín, Caín y Abel se hicieron uno en el nivel nacional. Debido a que las mujeres de esos dos países se unieron a la Madre Verdadera, que tiene la autoridad de unir a todas las mujeres, podían, de ese modo, estar en la posición de representarla. Así, la Federación de Mujeres para la Paz en Asia creó el fundamento para el establecimiento de la Federación de Mujeres para la Paz Mundial. Hasta ahora Eva me había estado siguiendo; pero, con la declaración de estas asambleas, la Madre ahora está a mi lado. De ese modo establecimos la autoridad de los Padres. (Chambumo Gyeong, página 1400)

20        Las mujeres del mundo levantaron toda clase de olas altas, olas que tuve que atravesar para resolver los problemas que han existido a lo largo de la historia. No podía caer en sus trampas; tuve que superarlas y liberarlas. Tuve que guiarlas como un hermano mayor guía a sus hermanas menores, tuve que guiarlas como un esposo guía a su esposa, y tuve que educarlas como un padre educa a sus hijas. Especialmente, tuve que guiar a la Madre de esta manera. Acto seguido, cuando ella pudo estar en un pie de igualdad conmigo, el 10 de abril de 1992, declaré la liberación de las mujeres. El hecho de que declaré la liberación de todas las mujeres en el mundo, significa que la persecución que la Iglesia de Unificación ha estado soportando durante 40 años se está acercando a su fin. La iglesia ha superado cada nivel de persecución del mundo; desde el nivel individual al nivel familiar, tribal, del pueblo, nacional y mundial. Hemos recuperado el dominio de Juan el Bautista como la Federación de Mujeres para la Paz Mundial, que representa la esfera cultural cristiana centralizada en la Iglesia de Unificación. Lo hicimos no en el nivel nacional, sino en el nivel mundial. (Chambumo Gyeong, página 1406)

boda-padres

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s