Inspiración

“Dios ha Estado Viviendo en Corea”

padre

Tomado de la revista semanal Hankook (Chukan Hankuk) publicada el 11 de mayo de 1969, en coreano. Reeditado en inglés en Portland, Oregón, en una antigua revista de nuestra comunidad de la iglesia estadounidense, la United Temple Bulletin, 15 de julio de 1969.

Si el lector ha estado siguiendo esta serie, puede haber visto la historia del espiritualista italiano que podía ver espiritualmente a la única pareja bendecida en una habitación llena de gente, antes de que ella hubiera conocido a alguien de nuestra iglesia.

En este sentido, de vez en cuando hay historias que nos intrigan porque se ocupan del reino de la revelación. Y a veces los que reciben revelaciones llegan a saber cosas que otros lucharán por mucho más tiempo para percibir o aceptar.

Historia original de Chei Eun-ho

(Ligeramente abreviado para el sitio web de IHQ)

“Dios ha estado viviendo en Corea”, un joven estadounidense que nació en la ciudad de Nueva York ha recibido la revelación de que “Hay un Dios vivo en esta tierra” y que debe conocer al Dios vivo que ha viajado a través de 13 países del mundo.

Ahora se está quedando en Corea y está buscando tener tiempo para hablar con su Dios vivo, el Señor. Está vagando en las cercanías de la Iglesia Tong-il (La Asociación del Espíritu Santo para la Unificación de la Cristiandad Mundial, o Iglesia de Unificación). Este joven estadounidense se llama David S. Colton (29 años). Él dice que el Sr. Moon de la Iglesia Tongil es el Dios vivo.

Como el más joven de dos hermanos, el Sr. Colton nació en una casa pobre y humilde en Nueva York en 1940. Su familia eran miembros de la Santa Iglesia Católica (la Iglesia Episcopal), y desde su niñez él discutió frecuentemente la sustancia de Dios con su abuelo. Más tarde tuvo disputas con su padre también, por cuestiones religiosas, pero recientemente su padre llegó a comprender su actitud mental.

Después de salir de la universidad trabajó en una compañía de seguros, y más tarde fue empleado por algunas otras empresas. Después de esto él se alistó al ejército de los EE. UU. (25ta división), que ahora está luchando la guerra de Vietnam, y terminó su servicio militar en Hawaii.

Mientras trabajaba en una granja en Nuevo México, se casó con Marguerite, una ex compañera de colegio. Su vida juntos comenzó en un camión, porque el Sr. Colton estaba en ese momento trabajando como repartidor de una tienda de muebles. Podemos imaginar que una vida tan dura lo empujó a salir en busca de su Dios vivo.

Fue el 5 de enero que los recién casados salieron de Nueva York para encontrarse con su Dios vivo, que se suponía estaba en algún lugar de la tierra. No tenían más que dos bolsas pequeñas en las que colocaron los artículos para uso diario. Una vez en Londres compraron un viejo automóvil Landrover para ahorrar gastos de viaje. Dormían y comían en el Landrover, y durante el día conducían a un nuevo destino.

Ellos vagaban por las tierras altas del norte de Escocia, oraban con corazones profundos en un centro de meditación tibetano. Después de pasar más de un mes, rezaron de nuevo profundamente en su coche: “¡Oh, Señor! Por favor, condúzcanos a nuestro perfecto Maestro, el Dios vivo”.

Sus oraciones deben haber sido escuchadas por Dios. Por fin el Cielo les dio una revelación. El Sr. Colton dijo: “Dios me dijo que buscara a un Sr. Sun Myung Moon. Dijo que solo este hombre puede darle luz a mi vida y fe”. Y sus ojos brillaron al decir esto: “Al día siguiente conocimos a una señora inglesa de nombre Mrs. Mod Kennedy, la autora de Children’s Questions and How to Answer Them. Cuando la visitamos, de la forma más inesperada estaba hablando del Sr. Sun Myung Moon. Era demasiado para llamarlo una coincidencia.

El Maestro Perfecto del que habla el Sr. Colton es el Maestro Verdadero a quien los cristianos llaman El Señor Perfecto. Los católicos llaman al Papa el maestro verdadero, y los Lamais llaman a su Dalai Lama el Señor Perfecto. Pero el Maestro Perfecto buscado por el Sr. Colton significa el Señor Vivo; es decir, el Dios vivo. El Sr. Colton, que recibió el nombre del Sr. Moon en la revelación, había viajado lejos, alrededor de muchos países. [La historia continúa describiendo cómo con sus colegas viajaron a través de Yugoslavia, Bulgaria e Irán y finalmente llegaron a la India el 27 de marzo de 1969 con su esposa].

El Sr. Colton planeaba visitar a Meher Baba [un conocido santo indio], pero descubrió que había muerto dos meses antes. Continuaron vagando por varias naciones, pero en vano.

El 19 de abril llegaron a Tokio, Japón. Por primera vez disfrutaron de un sueño muy cómodo. Para encontrar al Dios viviente ya habían pasado tres meses yendo de un país a otro, y la señora Colton estaba agotada. Ella decidió regresar a Estados Unidos, por lo tanto, el Sr. Colton continuó su viaje solo.

Muchas noches en Tokio, el Sr. Colton durmió en el barrio del aeropuerto y en iglesias vacías. Vagaba de una calle a otra.

Entonces escuchó que el Sr. Sun Myung Moon podría ser un coreano. Era una información muy alegre y asombrosa para él. Y así, el 23 de abril, el Sr. Colton puso el pie en suelo coreano donde su maestro perfecto se suponía que estaba viviendo. Desde el aeropuerto de Gimpo viajó a la ciudad de Seúl y se alojó en el Grand Hotel.

Desde su primer día en Seúl preguntó por el lugar del Dios vivo en la YMCA y en muchas comisarías. Pero nadie podía decirle nada.

Se trasladó a un pequeño hotel cerca de la Puerta de la Independencia (Tongnim-mun). Una vez allí anotó el nombre de su Señor, Sun Myung Moon, en el bolsillo de su camisa y caminó por las calles preguntando por él.

“El 2 de mayo, un hombre que vio el nombre de mi Dios vivo en mi bolsillo me dirigió amablemente a la Iglesia de Unificación, que había sido establecida por Sun Myung Moon. Por fin vi a mi Maestro Perfecto. Ese día él regresaba de su segunda gira mundial y fui al Aeropuerto de Gimpo con muchos de los miembros de la iglesia para darle la bienvenida”.

[El entrevistador le pregunta al Sr. Colton su primera impresión del Maestro Perfecto]

“Yo estaba muy contento y me impresionó profundamente. No podía abrir los ojos porque su luz espiritual brillaba tan intensamente”.

El 4 de mayo, el Sr. Colton escuchó el sermón de su Maestro Perfecto por primera vez.

“Estaba tan feliz de haber venido. Me llené de lágrimas con su gran sermón, que solo comprendí espiritualmente. Todo lo que veo y oigo confirma mi fe de que él es mi Maestro Perfecto, mi Señor”.

Él [el Padre] comenzó una gira por iglesias locales.

“Me dijeron que lo encontraría después de su regreso de esta gira. Con gran anticipación, estoy estudiando la versión inglesa del Principio Divino durante su ausencia”.

[El entrevistador le pregunta cuál era su plan después de reunirse con el Señor].

 “Siento que Corea es mi nueva patria. La primera cosa que haré después de conocer al Maestro será escribirle a mi esposa con la foto de él y la cinta donde grabé los materiales adjuntos. Si ella está de acuerdo conmigo, quiero traerla aquí y vivir para siempre en Corea”.

Nota del editor: Hasta ahora no he podido encontrar el registro del contacto posterior del Sr. Colton con nuestro movimiento. Esta historia se ofrece con la creencia de que es verdadera, ya que no parece haber ninguna otra explicación de parte de él contando lo contrario. De hecho, él no habría sido la primera persona en ser llevada al Padre Verdadero por revelación y experiencia espiritual. Si alguien que lee esto tiene algún conocimiento adicional del Sr. David S. Colton, quien tendía 76 o 77 años en la actualidad, estaríamos muy interesados en saber los detalles en este mail: ffwpuicomm@gmail.com.

padres-ropa-tradicional

Traducción al español:

Ricardo Gómez

Argentina

 

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s