Testimonios

Proyecto Escrituras Sagradas, Testimonios (parte 6)

Gloria

Gloria Dantas

Traductora

Durante mi vida en la iglesia una de mis grandes preocupaciones fue que los hermanos de habla hispana no tuvieran acceso a toda la valiosa información que recibíamos del mundo.

Siempre que pude no sólo traduje sermones del Padre, sino que también compartí información, noticias y anuncios de diversos tipos con los hermanos y hermanas de Argentina.

Hace años, en 1994, cuando se tradujo el viejo Cheon Seong Gyeong, tuve mi participación en algunas páginas. Sé que cuando lo tomo y lo leo siento un inmenso orgullo por haber dejado para la historia esa valiosa contribución.

Cuando se comenzaron a traducir los nuevos libros sagrados sentí un gran dolor al ver que no me convocaban para esta sagrada tarea. Pero, luego de orar y preguntarme por qué, sé que mi relación con los Padres Celestiales y con los Padres Verdaderos en esa época no era la ideal para poder poner todo mi corazón y mi mente en esa jornada fatigosa y tan reconfortante.

Un sábado cualquiera recibí el llamado de un querido hermano, Ricardo Gómez. Con su tono casual y simpático me preguntó si estaba dispuesta a contribuir en la traducción del último libro sagrado, el Chambumo Gyeong. Grande fue mi alegría, mi sorpresa y mi entusiasmo. Confiar a alguien la tarea de traducir algo que quedará para las futuras generaciones, que será leído por miles de personas en el futuro, para la eternidad, es un compromiso muy grande. Y aún se me llenan los ojos de lágrimas por la inmensa gratitud que brotó de mi ser. Porque sentí que una vez más Dios, nuestros Padres Celestiales, ese Padre y esa Madre increíbles, están allí, mirando, escuchando, haciéndose sentir cuando más los necesitamos o cuando pensamos que nuestros sueños quedarán tan solo en eso, en sueños. Pero los sueños se hacen realidad, y ese sueño amasado durante años formó parte de mi realidad a partir del 25 de mayo de 2015.

Ya soy una hermana de las “viejas”. Recibí la Bendición en 1989 en Corea con mi querido y loco brasileño. Tenemos 5 tesoros que nos llenan de felicidad y orgullo.

Bien, a partir del 25 de mayo prácticamente dejé de existir para todos. Trabajo en dos colegios enseñando inglés. Además, el año pasado tenía alumnos particulares en casa. Los días eran muy largos, rara vez terminaban antes de las 11 de la noche, de un trabajo intenso y sin duda agotador. ¿Estaba traduciendo bien esas palabras preciosas? ¿Elegía correctamente el significado de las palabras? ¿Las frases realmente reflejaban el sentido que el Padre había querido transmitir? Con mucha oración y con un gran compromiso, avancé en las traducciones.

Llegaban varias páginas por día, y en medio de este trajín mi segunda hija decidió hacer su ceremonia de matching en Brasil con el que ahora es su esposo. Y Apolonio, mi marido, decidió ir hasta San Pablo en auto, ¡desde Buenos Aires! No tengo idea de la cantidad de kilómetros que son, pero se hacía difícil traducir cuando en las estaciones de servicio no había WiFi. Aún así pude cumplir los tiempos como debía. Debo confesar que a veces el cansancio me vencía y mi trabajo no reflejaba la perfección que deseaba.

Todo mi ser se llenó del amor del Padre, de su entrega incondicional, de su sacrificio y su compromiso. Palabras que no había escuchado nunca antes estaban allí frente a mis ojos y yo tenía el privilegio de traducirlas. Y el Padre me acompaño como  lo está haciendo ahora mientras escribo este testimonio. Y su mano protectora, su sonrisa seductora y su dulzura acogedora están aquí una vez más conmigo, acompañándome, cuidándome, abrazándome.

Y nació en mí una profunda admiración por esa mujer pequeña y dulce que lo acompañó durante tantos años, la Madre.

Agradezco la paciencia infinita de Alejandro de Souza, quien toleró mis errores y jamás manifestó enojo. ¡Y nunca me retó!

La gratitud invade mi ser al pensar en esos cuatro meses maravillosos, quedarán grabados en mí por la eternidad.

Un gran abrazo a toda la comunidad unificacionista, que disfruten y aprovechen cada línea, cada palabra, cada oración de este legado sagrado.

MV

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s