Inspiración

El Quinto Beatle

booksholiday

Hubo varios músicos y productores a los que se los apodó “el quinto Beatle”, ya sea por sus colaboraciones musicales con la mítica banda o por haberse acercado a producir algún que otro álbum. A pesar de haber varios nombres en danza, Brian Epstein, primer manager del grupo, quedó en la historia como el “quinto Beatle” por sus aportes hasta su fallecimiento en 1967.

Pero la frase “quinto Beatle”, sin embargo, tomó una dimensión que excedió por mucho a los cuatro de Liverpool. Quedó como una referencia para con alguien quien originalmente no formaba parte de un grupo, pero que por su apoyo y ayuda se terminaba ganando un puesto. Tanto así que incluso otras bandas musicales hablan de su “quinto Beatle”; como Phil Spector y Jeff Lynne, quienes participaron activamente en grupos que no eran los suyos.

Como algunos saben, durante dos meses estuvimos en Seúl, Corea, haciendo las correcciones finales del Cheon Seong Gyeong y del Pyeong Hwa Gyeong en español. Fue un trabajo duro, pero todos entregamos nuestro mejor esfuerzo. El equipo estaba compuesto por la Profesora Argelia Ortiz de Panamá, Alejandro Betancourt, líder nacional de Colombia, Mario Salinas, líder nacional de Honduras y yo. Contamos afortunadamente con el apoyo incondicional de Alejandro de Souza. Su conocimiento del idioma coreano nos rescató en esos momentos en los que no sabíamos que escribir. Pero lo cierto es que el equipo básico estaba compuesto por cuatro personas.

Haciendo una parábola entre los cuatro de Liverpool y nosotros, y para que tenga sentido el título, apareció para sorpresa nuestra un “quinto Beatle”. No estaba en los planes de nadie, pero surgió como esa flor silvestre que crece caprichosamente en el lugar menos pensado. Dios trabaja de formas misteriosas, vaya novedad, y así es que en medio de semejante responsabilidad como era editar las palabras de los Padres Verdaderos, apareció Gustavo Beltran.

Los Unificacionistas lo conocen por facebook como Macias J. Beltran, y fue él precisamente a quien le podría caber como anillo al dedo el título de “quinto Beatle”. Dos o hasta tres veces por semana se aparecía con algo para tomar, comer o simplemente para apoyar el trabajo que estábamos haciendo. Su presencia tenía el valor que tienen las acciones espontáneas, esas cosas que nadie pide y que, por lo tanto, son sinceras. Nos confortaba su presencia, y no por lo que traía, sino por su actitud de servicio incondicional. Posiblemente él no pensó que, en medio de semejante trabajo, alguien notaría que limpiaba el piso o regaba las plantas; pero así son las cosas, siempre alguien está observando.

En la vida hay que ser agradecido. Creo estar escribiendo esto en nombre de los otros integrantes del grupo, quienes seguramente están tan agradecidos como yo lo estoy. Vaya entonces nuestro agradecimiento para Gustavo Macias, nuestro “quinto Beatle”.

Gustavo

Categorías:Inspiración

Tagged as: , ,

2 replies »

  1. Bravo Ricardo hasta hoy me he debatido en como expresar o manifestar mi, nuestro agradecimiento a Gustavo. Tú lo has hecho magistralmente. Y por extensión me lleva a pensar en que “NO HAY QUINTO MALO” o en el “QUINTO ELEMENTO” Bendicones a Gustavo do quiera que esté

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s