Inspiración

Palabras de la Madre Verdadera, 22 de Junio de 2014

MV

La Historia de la Providencia ha sido la Búsqueda de la Hija Unigénita

El pasado 22 de junio, la Madre Verdadera condujo en el Salón de Hoondok en Cheon Jeong Gung una reunión especial que conmemoraba el 20`aniversario del envío de misioneras de la Federación de Mujeres. Reproducimos aquí su mensaje.

Dios creó primero todas las cosas y luego creó a Adán y Eva. Él tenía un sueño inmenso. ¿Se le hizo realidad ese sueño? ¿O no? Por culpa del error de Adán y Eva, la historia de la divina providencia ha sido literalmente un curso miserable, plagado de tribulaciones y sufrimientos indescriptibles. Pero Dios no podía abandonar a la Humanidad caída, y comenzó la creación del entorno propicio para salvarla.

Es tiempo de hacer realidad un mundo unido

Janul Pumonim escogió al pueblo de Israel y durante un largo curso histórico de 4.000 años se angustió pensando cómo hacer para abrazar a la Humanidad como hijos e hijas en Su seno, y en cada época estableció personajes centrales y obró la providencia de la restauración. Abraham era hijo de un fabricante de ídolos, alguien no elegible por el Cielo; pero, cuando Abraham recibe el llamado de Dios pidiéndole que dejase Ur de los Caldeos, con obediencia y fe, él parte obedeciendo incondicionalmente. Eso lo coloca en la posición de poder ser reelegido como antepasado. Pasando antes por Isaac, la historia de Jacob es la historia providencial para encontrar una familia amada por Dios, cuando con la ayuda de su madre recuperan la primogenitura, ¿cierto? ¿Y qué hubo entonces? Hubo un período de indemnización. Así, conduciendo una familia después de 21 años, Jacob conquista el corazón de Esaú, ¿verdad? E hizo el fundamento para establecer el país de Israel. Fue una revolución asombrosa. Ya pasaron 21 años desde que ustedes salieron al mundo con la Federación de Mujeres. ¿Puedo elogiarlas y decirles que el trabajo de ustedes es meritorio e impulsa el Cheon Il Guk? Pero, desde la posición de Dios, ese trabajo aún está débil.

Todavía hay 7 mil millones de personas esperándonos y, como Padres Verdaderos, debemos abrazarlas, no podemos hacer otra cosa. Los Padres solos no pueden hacerlo. Las familias bendecidas, seguidoras de los Padres Verdaderos, deben tomar la iniciativa. Por eso, hay que abrazar a esos 7 mil millones y traerlos al seno de Janul Pumonim. Un mundo unido; no es apenas imaginación, este es el tiempo de hacerlo realidad sustancialmente. ¿Entendido? Nosotros tenemos Padres Verdaderos. Hace un momento mencionaba a Abraham. La fe de Abraham hizo posible que Dios enviase al unigénito a Israel. Era una inmensa bendición para la Humanidad caída; pero, ¿lo recibió bien a Su unigénito la gente de la época? A ese unigénito, tan ansiosamente esperado durante 4.000 años, el preparado pueblo de Israel y el judaísmo lo crucificaron. No obstante, Jesús, antes de morir, anunció que volvería. Era el primer hijo amado de Dios desde la Caída de Adán y Eva. Piensen cómo se habrá sentido Dios al tener que retornarlo al Cielo. Tanto quiso educar y abrazar a una Humanidad ignorante a través del Mesías, un hijo del Cielo, del linaje celestial, imaginen lo que habrá sentido Dios en Su corazón. Pero, aun así, Él no puede detener Su providencia. Al Cielo no le alcanza con un hijo único. Le llevó 6000 años formar una hija única, ¿comprenden? Aun en tiempos de Jesús la estaba criando. Pero no llegó a dar fruto. Permanece en la historia un Unigénito, pero no hay una unigénita. Dijimos que la historia del cristianismo es la historia de la búsqueda de la novia. Es la historia providencial de encontrar y formar a la unigénita. Ustedes saben mucho sobre el Padre, pero no saben mucho sobre la Madre. Satanás se hizo el rey del mundo caído. El Cielo, para restaurar a la Humanidad caída, ha venido formando personajes que pudiesen trascender las condiciones de la acusación satánica. En un mundo en el que Satanás es el rey, el Cielo ha venido buscando a la unigénita en una dinastía buena. Tiene sentido, ¿sí? Cuando en semejante historia providencial un personaje central no cumple su responsabilidad, el Cielo no vuelve a utilizarlo. Eso todos lo sabemos gracias al Principio Divino. Significa que no se puede seguir esperando que la unigénita surja del pueblo de Israel.

La Historia de la Madre Verdadera

Todo ese trasfondo existía desde hace mucho, desde que Corea es elegida como país al que puede retornar el Mesías, y ustedes lo conocerán más adelante si investigan. Antes de la Antigua dinastía de Chosun existió la Dinastía Han, una dinastía de bondad, de modo que la historia providencial vino conectada regularmente por sus sucesivas generaciones. Esa es la historia de la Madre Verdadera. 400 años antes había vivido en Chongju el abuelo Cho Han-joon. El pueblo de esa familia Cho era Puchon. En aquel tiempo, Corea era tributario de China. Era un país desdichado, que debía hacer todo lo que China le pedía. Todos los años había que pagarle impuestos a China, y cada vez que un delegado visitaba Corea había que ayudarlo. Hay muchos ríos en Corea. Los desbordamientos del Río Dal-le de Chonju eran excesivos. Durante los veranos más lluviosos se convertía en un río grande, y en otras estaciones tenía muchos humedales. Eso era un inconveniente para la visita de los enviados de China. No quedaba bien el país; pero, como no podía resolverlo del erario público, se buscó a alguien que pudiese colocar un puente sobre el río. Entonces, el abuelo Coo Han-joon sacrificó su fortuna y construyó un puente de piedras. Si bien hace 400 años no debe haber sido fácil construir un puente de piedra, lo hizo lo suficientemente grande como para que los barcos pasasen por debajo. Al terminar el puente le quedan solo tres monedas, apenas unas decenas de wones actuales, que aparentemente en aquel tiempo alcanzaba apenas para comprarse unas sandalias de paja, y cuentan que se las compró. Y siendo que al otro día era la ceremonia de terminación de obra, mientras dormía escuchó una voz del cielo que le dijo: “¡Han-joon, Han-joon! Tu devoción ha llegado a Mí, y a tu familia pensaba enviar al Hijo del Cielo; pero, como te quedaste con tres monedas, en vez de Mi Hijo enviaré a Mi Hija”. Y cuentan que cuando se despertó de su sueño vio que a orillas del río había una estatua de Buda que antes no estaba y nadie sabía de dónde había salido. ¿Vieron que la imagen de Buda es panzona? Miren si sería milagrosa, que nadie podía pasar a caballo delante con indiferencia. Se tenían que bajar del caballo y hacerle una reverencia. Pero, las hijas de la familia Cho tuvieron un problema, se les doblaron las caderas y les salió una barriga como la de la estatua sin estar embarazadas, por lo que eran malentendidas y tuvieron problemas para casarse. De modo que se reunió la familia Cho y coincidieron que por culpa de la estatua sus hijas tenían dificultades para casarse, así decidieron que cortarían y dejarían plana la barriga de la estatua. Al hacerlo, cuentan que salió sangre, que de la piedra salió sangre. Así que se arrepintieron todos y con yeso le rehicieron la barriga. Pero, con el tiempo y por la acción de la erosión eólica, se formaron huecos y las abejas comenzaron a frecuentarla. Resulta que en su niñez, el Padre Verdadero iba allí a jugar. No es una leyenda, sino una historia real. Escuché decir que esa estatua de Buda aún está allí. Les cuento esto para decirles que si uno ofrenda su devoción al Cielo, al país, y es leal, se los devuelve, quiero decir que los bendice.

En mi familia éramos mi abuela maternal, Cho Wonmo, Demonim Hong Soon-e, y yo, tres generaciones de hijas únicas. El Padre había dicho que la madre del universo debía surgir de tres generaciones de hijas únicas. Esto significa que estas circunstancias han venido siendo preparadas de esta manera por el Cielo. Antes de crear a Adán y Eva Dios creó el mundo. Primero nos creó el medioambiente. Lo mismo es con la historia de la providencia de la restauración. Quiero decir que el trabajo del Cielo es asombroso. No es que de repente retornó el Mesías y aparece una madre del universo, sino que ha sido por el camino de una larga historia providencial de establecer condiciones de indemnización para superar las condiciones satánicas. Así es como nací yo; cuando nací, el cristianismo había ingresado a Corea. Antes de ello había sido un país budista y confucionista. No hacía mucho que había ingresado el cristianismo. Y sucede que el cristianismo ingresó por el norte. Se levantaron muchos movimientos muy espirituales en Pyongyang. De modo que si bien todos los cristianos esperaban que el Señor retornase en las nubes, estos grupos espirituales esperaban que viniese con un cuerpo carnal. ¿Por qué? Porque conocían la divina providencia. Solamente viniendo con cuerpo carnal puede llegar a ser un Padre Verdadero. Y únicamente así puede cambiar el linaje de la Humanidad caída. Sin Padres Verdaderos, no habría familias bendecidas. Inmediatamente después de la Independencia aparecieron el comunismo y la confrontación ideológica. Dejando muchas manchas, la historia humana decae, se levanta de nuevo, progresa, ¿no es así? Esto ocurre porque no tiene un dueño. Hasta que venga un dueño verdadero repetirá una y otra vez sus dolores de parto, sus contracciones, Aun así, gracias a que el Cielo existe, viene fomentando el lado de la bondad actuando en la mente original.

Hay que Pensar que es Uno quien tiene que Construir el Reino de los Cielos Terrenal

Ya lo habrán aprendido de escucharlo al Padre, pero hubo grupos para preparar la Segunda Venida, de Sung-do Kim y Ho-bin Hu. Demonim fue una de las personas centrales que participaron allí. Y también la abuela Cho Wonmo. Ellas creían que Pyongyang se convertiría en “el palacio del Edén”. No pensaban en la situación política del país, simplemente se quedaban allí porque creían eso, que Pongyang sería el palacio del Edén. Como en aquellos días se estaba trazando el paralelo 38, muchos huían de allí, menos nosotras. En aquel momento el Padre recibe la revelación de que debía irse hacia el norte, por eso vino, cuando yo tenía 6 años. Trabajando en el norte, el Padre fue encarcelado por el Partido Comunista, cuando también estaba encarcelado Ho-bin Hu. El Padre sabía que Ho-bin Hu estaba, y le dijo que negase todo y salga. Pero fue descubierto trasmitiéndolo y escuchamos que el Padre había sido torturado. La madre de Ho-bin Hu conducía al grupo en ese momento. En aquel tiempo yo tenía 6 años. Pero me llamó y oró. Imagínense ustedes lo que habrá orado. Cuando nací, Satanás quiso matarme. Dijo que mi nacimiento era su muerte, su ruina. “Por eso tengo que matarte”. Satanás lo sabía. “No conviene que vivas”. Y quiso matarme. Hace 70 años, cuando nací, el Cielo mostró todo. ¿Por qué me vine al sur? En aquel tiempo, un tío materno estudió farmacología en Waseda. Al graduarse, en vez de retornar a la ciudad natal, se alistó en el ejército en el sur. Por eso la madre, mi abuela, vino al sur para enviarlo de regreso. Pero, como no podía venir sola, se vino junto con su hija y su nieta. Los demás quedaron esperando que el norte se convirtiera en el palacio del Edén, y 2 años después estalló la Guerra de Corea. Comenzó la guerra un 25 de junio, y cuando volaron el puente del Río Han, alcanzamos a cruzarlo con la ayuda de mi tío, que en ese tiempo pertenecía al departamento de provisiones médicas del cuartel general del ejército, por lo que pudimos movernos antes que otros soldados. Detrás nuestro había filas de soldados constantemente cruzando el puente. Nosotras cruzamos especialmente en un jeep militar. Mi tío nos dijo que nos bajemos y nos tiremos al suelo, y en ese momento, junto con el ruido de la explosión, se explotó el puente del Río Han. El Cielo me salvo para poder tener Padres Verdaderos. Vemos así que el arduo trabajo del Cielo fue asombroso. De modo que, cuando me encontré con el Padre y se habló del matrimonio, yo ya conocía la historia providencial. Por arduo y difícil que fuese el trabajo, lo culminaría en mi época. Me decidí a lograrlo. En definitiva, si yo no puedo, tampoco el Padre puede lograrlo. Para que nazcan hijos tiene que haber una madre. La manifestación de Padres Verdaderos es algo tan difícil que deben saber cómo es que surgieron. Toda la Humanidad está endeudada con los Padres Verdaderos y con Janul Pumonim. El corazón de los padres es dar y dar y olvidar, y quienes lo ponen en práctica son los Padres Verdaderos. Los Unificacionistas tienen que aprender sobre la Madre Verdadera. Si no fuese por la Madre Verdadera, ustedes no podrían renacer. Doy gracias a estar viva en este tiempo cuando ustedes están trabajando con tanta diligencia, conviviendo al mismo tiempo que ustedes. Se los agradezco conmovida hasta las lágrimas. Hoy mencioné la indemnización. Toda la indemnización debe terminar en la generación de ustedes. Solo así el futuro de nuestra 2ª generación puede ser auspicioso. Nosotros tenemos que construir el reino terrenal; yo tengo que hacerlo. No se trata de “nuestra tribu”, “nuestra nación”; no es nuestra nación. Es “una nación”, “un mundo”. Estamos demasiado endeudados con Janul Pumonim por tanto amor y tantas bendiciones recibidas. Trabajó tanto para que naciera una persona, el Padre Verdadero. Son familias bendecidas, deberían sentirse mal si son los segundos de los demás en este mundo. Considérense felices, no evadan su responsabilidad. En el comienzo todo terminó mal porque Adán y Eva evadieron sus responsabilidades. No sabían que tenían una responsabilidad, no sabían que debían obedecer absolutamente. Como hijas maduras, ya es tiempo que cumplan su responsabilidad.

10306725_850092131668546_9042659049413686539_n

Traducción al español:

Alejandro de Souza

Corea

Korea, South

La información en la web es de distribución gratuita, si quieres compartir estas palabras eres libre de hacerlo, aunque lo ético es mencionar la fuente para respetar el trabajo de los demás.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s