Inspiración

Dios Lleva a las Mujeres Coreanas a la Iglesia de la Unificación

Publicado el 12/06/13
Después de escuchar la voz de Dios decirle que visitara la Iglesia de la Unificación, una mujer cristiana de mediana edad visitó la Iglesia Cheon Bok Gung en Seúl y se dio cuenta de aquel llamado.

La señora Jin Myung Nam (52) es una mujer cristiana que fielmente siguió las instrucciones de Dios de visitar la Iglesia de la Unificación. Actualmente vive en el Distrito Youngdeungpo y tiene un esposo y una hija maravillosos. Ella forma parte de la iglesia Sanjeonghyeon. Antes de su visita, la señora Nam no sabía mucho de la Iglesia de Unificación, pero escuchó un rumor de que era una secta, por lo que no estaba interesada.

La señora Nam siempre luchó por vivir una vida de valor y verdad, pero sentía que no conocía completamente cuál era esa verdad o cómo vivirla, y debido a eso tuvo un sentimiento de culpa sobre la noción de que estaba actuando en contra del deseo de Dios. Por lo tanto empezó a ayunar y hacer condiciones de oración en varias ocasiones para pedirle a Dios cuál era una vida de verdad. Ella oró desesperadamente. Incluso oró diciendo que “vivir sin saber cuál es la verdad y cómo vivirlo es una existencia sin sentido,” y le pidió a Dios “llévame al mundo espiritual si no vas a contestarme.”

Mientras ella estaba orando desesperadamente, escuchó una voz del mundo espiritual que le dijo: “Encuentra y visita la Iglesia de la Unificación.” Este mismo pedido se repitió también en sus sueños: “Encuentra y visita la Iglesia de la Unificación.” Al principio estaba insegura, pero debido a que el mensaje se había repetido con la misma claridad, decidió buscar la Iglesia de la Unificación y finalmente visitó la Iglesia Cheon Bok Gung.

El 1 de diciembre del 2013, el Rev. Chang Su Yang, pastor de la Iglesia Cheon Bok Gung, le dio la bienvenida a un nuevo feligrés en el vestíbulo. Él sabía que la señora Nam era un nuevo miembro, así que le pidió a su esposa que le mostrara el lugar a la invitada. La señora Nam participó en la mañana del servicio de devoción y compartió el almuerzo con el resto de la congregación. Más tarde, participó en el servicio de devoción para los miembros nuevos de la 1:30 p.m. Ella sintió que había sido bendecida con un nuevo tipo de gracia. El programa de la tarde comenzó con el himno “La Canción del Jardín.” Si bien la canción no es un himno cristiano ordinario, aun así la hizo llorar.

Como resultado de su experiencia, la señora Nam ha jurado participar en las conferencias del Principio Divino todos los domingos a la tarde.

Traducción al español:

Yamila Gómez

Argentina

La información en la web es de distribución gratuita, si quieres compartir estas palabras eres libre de hacerlo, aunque lo ético es mencionar la fuente para respetar el trabajo de los demás.


1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s