Inspiración

Mundo Nuevo, Providencia de Liberación de Antepasados (parte 7, final)

Este libro, Providencia de Liberación de Antepasados, Mundo Nuevo, llega a nosotros gracias a la señora Rosetta Castellón, quien se tomó el enorme trabajo de traducirlo luego de adquirirlo en Corea. El mismo data de finales de la década del 90, y es un verdadero tesoro para guardar y compartir en familia. Debido a su extensión, lo subiré en partes. Esperamos que sea útil para todas las familias.

TESTIMONIOS

 

Testimonio N° 1

Durante el seminario N° 313 sentí fuertemente la presencia de mis antepasados. Mientras escuchaba a Dae Mo Nim hablar, sentí un fuerte deseo de encontrarme con los antepasados, y un cálido sentimiento de cercanía y ganas de llorar. Durante la ceremonia de liberación sentí por tres veces una especie de electricidad que recorría mis manos, y vi como círculos que se expandían desde mi cuerpo hacía afuera, tuve la sensación que mis antepasados estaban conmigo. Cuando Dae Mo Nim dijo que los espíritus que habían sido ya bendecidos en Octubre (1/10/1998) estaban volviendo, yo tuve una visión de mis antepasados. Rezando en el Arbol del Amor abrí mis brazos diciendo: “Vengan, hijos espirituales míos” y de repente sentí una fuerte sensación cálida en mi pecho y vi muchos ángeles dorados salir de algo similar a un largo túnel. Sentí una profunda sensación de alegría. Había ido muchas veces a Chung Pyung, pero ninguna de mis visitas anteriores había sido tan conmovedora y feliz. Muchas gracias.

Sasaki Yoko, Central Tokyo Prefecture

Testimonio N° 2

Tuve una gran gracia y una gran experiencia durante el seminario en que se realizó la Ceremonia de Liberación de Antepasados de 7 Generaciones. En el seminario sentí que allí podría ver a mi madre que había tenido su Seung Hwa el mes de junio. Mi expectativa se hizo realidad. Durante la charla de Dae Mo Nim sentí la presencia de mi madre, y mi cuerpo entero se puso muy caliente. Mi madre me presentó a mis antepasados de las siete generaciones. Vi un túnel tenebroso y un túnel de luz, los antepasados salían corriendo desde el primero hacía el segundo y escuché Heung Jin Nim llamar a los espíritus a viva voz para llevarlos al seminario. Mi madre era una pareja ya bendecida(¿), tenía una gran fe y visitaba frecuentemente Chung Pyung. Yo recibí una gran bendición en este seminario. Muchas gracias.

Kim Jae Ok , So Bo Church, Región de Kyung Book

Testimonio N° 3

Hermanos y hermanas conocidos, muy creyentes en los fenómenos espirituales, fueron a Chung Pyung y me contaron sus experiencias. También mi esposa fue y me invitó a ir diciéndome que Dios está trabajando en Chung Pyung. Creí las palabras de mi esposa y pensé que su testimonio era correcto. Aún así, muchas situaciones me impedían viajar a Corea. Un día me informaron que Dae Mo Nim estaba viajando a los Estados Unidos para realizar una ceremonia de liberación de antepasados. Me dije que ese era el momento de entender mas profundamente la providencia que se desarrollaba en Chung Pyung. Mi esposa me sugirió hacer juntos condiciones preparatorias para la ceremonia de liberación y yo me uní a ella, al comienzo con no mucha seriedad. Afortunadamente pude conocer los nombres de mis antepasados directos de 7 generaciones porque tenía la Biblia de mi abuelo de la quinta generación, y en ella estaban escritos los nombres de los otros antepasados.

Terminando los tramites de inscripción para la ceremonia de liberación no podía parar de agradecer a los Padres Verdaderos por haber hecho posible todo esto, a través de sus duras vidas de indemnización, y por haber preparado el lugar para el trabajo con los antepasados, ahora realizado por Heung Jin Nim y Dae Mo Nim, y haber traído buenos espíritus y ángeles. Todavía no me siento digno de recibir tal bendición. Entregué todos mis esfuerzos en el seminario, participando con entusiasmo en las sesiones de “clapping” en la primera fila y cantando con toda mis fuerzas.

Cuando Dae Mo Nim terminó de hablar empezó la ceremonia de liberación, y Dae Mo Nim nos dijo que nuestros antepasados estaban a lado nuestro, a la derecha. En aquel momento yo los vi y los saludé. Estaban parados en línea vertical. Algunos de ellos parecían decaídos, y más perdidos que yo. Esto fue un momento que yo nunca voy a olvidar en mi vida. Encontré a mi abuelo y a mi abuela. Especialmente mi madre, que falleció y que había sido tan confiada y tenaz en vida, tenía un aspecto que daba lastima. Sentí que si ella se iba con una buena actitud hacía el seminario de Heung JinNim, podría resolver todas las preguntas dejadas sin respuestas acerca de nuestra iglesia y podría sentirse orgullosa de mi. Sentí que las lagrimas corrían por mis ojos. Le pedí que no tuviera miedo y que reciba bien el seminario de Heung Jin Nim.

Después de esto, mi esposa y yo salimos de la sala con un espíritu mucho más aliviado, como si estuviéramos caminando hacía el Reino de los Cielos. Nos sentimos diferentes al encontrar a nuestros hermanos y hermanas, y sentimos que las puertas del cielo y de la tierra estaban abiertas. Sinceramente agradezco a Dios, a los Padres Verdaderos, a Heung Jin Nim, a Dae Mo Nim y a mi esposa.

Larry Moffitt, Washington Church, USA

Testimonio N° 4

Un día, mi madre y mi hermana menor, que no iban a la iglesia, tuvieron sueños. En los sueños mis antepasados fallecidos aparecían frecuentemente alegres, y mi padre les decía, a ellas, que era bueno ir a la iglesia. Más tarde, cuando escuché que había una ceremonia de liberación de antepasados en Chung Pyung, empecé a hacer condiciones espirituales pensando que no podía ir a Chung Pyung sin prepararme. Durante el décimo día de condición, mi padre se me apareció en sueños. Me mostró una herida que le había quedado por una operación y me dijo: “Fue bien” Ya que él había muerto a causa de un cáncer al estómago, me imaginé que había tenido una operación y que le había ido bien. Todas las veces que hacía condiciones espirituales tenía sueños de mis antepasados que estaban felices. Al tiempo de la ceremonia de liberación, sentía que había tenido tantas conversaciones con los antepasados.

Volviendo a casa del seminario tuve otro sueño. Esta vez los antepasados estaban juntos, limpiando un lugar que parecía un océano o un gran lago. Ellos dijeron que era un baño para la familia. Gracias.

Yang Nim Um, Kwang Myung Church, South Kyunggi Region

Testimonio N° 5

Participé en el seminario para padres de niños de segunda generación que habían ya tenido su Seung Hwa. Quería participar a toda costa a este seminario para recibir una vela sagrada para la segunda generación, y sentía mucho no haber podido ir antes. Recibí mucha inspiración durante la Ceremonia de Liberación de las Siete Generaciones, y lloré de agradecimiento, por largo tiempo, sin poder parar. Al mismo tiempo, mi corazón estaba apenado porque sentí que no había confiado en mi padre durante su vida.

Escuchando a Dae Mo Nim me di cuenta que esta Ceremonia de Liberación es una gracia muy grande otorgada por Dios y los Padres, y sentía un profundo agradecimiento. Había sufrido mucho con este sentimiento de haber sido desleal hacía mi padre, pero esta vez sentí que este sentimiento de culpa se había resuelto totalmente. Yo nunca pensé que fuera posible ayudar a crecer y bendecir a los niños que habían fallecido. Cuando me informaron de esta posibilidad no sabía cómo expresar mi gratitud.

Desde ahora en adelante voy a tener mucho cuidado, y voy a tratar de vivir en acuerdo al Principio cada día. Estoy muy agradecida a Dae Mo Nim por su guía. Pude sentir el corazón apasionado de los Padres Verdaderos que desean remover nuestros pecados. Voy a vivir con mucho fervor en agradecimiento por tanta gracia recibida.

Nebashi Kiyoko, Nagano Prefecture

Testimonio N° 6

Al segundo día de seminario en Chung Pyung, mis abuelos se me aparecieron en sueños y me pidieron que les preste dinero urgentemente. Al día siguiente (3º día de seminario) entendí el significado del sueño escuchando la guía interna de Dae Mo Nim durante la ceremonia de cierre. Dae Mo Nim explicaba: “Tienen que ofrecer una donación para participar de la Ceremonia de Liberación. Los antepasados pueden ser limpiados de sus pecados sólo si se efectúa una donación para eso. El mundo espiritual les dirá el monto de la donación, si hacen una condición espiritual y rezan acerca de ello” Después de la charla de Dae Mo Nim empecé a escuchar un sonido raro en mi oído derecho, un sonido continuo que me hacía doler el oído. Al volver a casa preparé el dinero que me habían pedido mis abuelos, hice condiciones de oración y volví al seminario Nº 313.

Durante el seminario mantuve un corazón agradecido y ofrecí oraciones de arrepentimiento. A un cierto punto, el sonido que estaba torturando mi oído desapareció. Sentí que la gracia de la Ceremonia de Liberación de Antepasados era muy preciosa. Mi corazón estaba lleno de satisfacción y gratitud por haber salvado a mis antepasados.

Yang Sook Roh, Kuri Church

Testimonio N° 7

Mi hermana mayor ofreció la Ceremonia de Liberación para los Antepasados de parte de mi padre. Yo participé del seminario Nº 337 junto a mi esposo para liberar a sus antepasados. Durante el ultimo día, durante la ceremonia de liberación de antepasados, tuve una visión. En primera fila estaban parados mi suegra y mi tío con su mujer, de la familia Shin (de mi esposo) y muchos antepasados llegaban y se disponían en línea atrás de ellos. Mientras yo los estaba mirando, mis suegros vinieron hacía nosotros y se inclinaron en frente de mi esposo y de mi. Teniendo la mano de mi esposo, mi suegra lloraba de alegría, le preguntaba cómo había estado y le decía que estaba tan agradecida y que nos extrañaba mucho. Yo veía todo esto, pero mi esposo no. Sólo cuando le conté me dijo que sintió (durante la ceremonia) sus muñecas y sus manos muy calientes.

Yo tuve un sueño el día que volví a casa del seminario. En el sueño un gran numero de personas estaban esperando algo, formando una cola interminable, cerca de un lugar que parecía un deposito. Entre ellos estaban los antepasados de mis padres, vestidos de gris, que de repente empezaron a llorar fuerte diciendo: “Yo también tengo que ir. Ayúdame a ir” El día después llamé a mi hermana mayor y le conté el sueño. Ella me dijo que los antepasados estaban llorando porque ella había hecho la promesa de pagar la donación, pero después no había cumplido.

Por lo tanto, en una semana volví al seminario y pagué la donación que ya estaba preparada. Por la noche, cuando volví a la casa tuve otro sueño, donde una persona vestida con ropa blanca y barba larga hasta la rodilla me daba tres grandes bolas brillantes y yo las recibía en el pecho. Días después, una persona inesperada se conectó conmigo y yo le di testimonio. Otra persona vino a mi, testificada por la persona anterior. En esta forma pude llevar dos personas a la bendición. Siento que los espíritus buenos y mis antepasados me están ayudando, exactamente como dijo Dae Mo Nim. Siento que todo en el futuro irá mejor. Estoy profundamente agradecida a Dios y a los Padres Verdaderos.

Ji Hyun Cho, Kang Nam Region

Testimonio N° 8

Cuando escuché que podía participar de la Ceremonia de Liberación de Antepasados en Brasil, pedí a mi esposo de ir. Él no estaba muy de acuerdo, y optó para ir más tarde, ya que teníamos muchas deudas. Aquella noche nuestros antepasados aparecieron en mi sueños y me pidieron fuertemente de ir y participar en la ceremonia, aún si teníamos que pedir otro préstamo, por lo tanto, yo me determiné a cumplir con eso. Primero teníamos que preparar la donación de indemnización y de gratitud. Explicamos nuestra situación a nuestro vecino, que vivía en frente de casa y le pedimos un préstamo. Él nos dio el dinero con ganas y nos preguntó si él también podía participar de la ceremonia. Le dijimos que esta vez no, porque yo no sabía si los no miembros podían participar, así que nosotros fuimos solos. Después de la sesión de “clapping” escuchamos la charla de Dae Mo Nim y realizamos la liberación. Sentía mi corazón lleno de gratitud y lloré de alegría al encontrarme con mis antepasados. Recibí también mucha inspiración escuchando los testimonios de otros hermanos.

Después del seminario empecé un negocio de venta de productos para poder devolver los prestamos pedidos. Apenas empecé vendí todo. Podía vender cualquier cosa. Los negocios me anduvieron tan bien que pude cubrir todas mis deudas. Después de la liberación de mis antepasados nuestra familia está mucho mejor económicamente, y también nuestra fe se profundizó y mejoró nuestra atmósfera familiar. Sentimos verdaderamente que esta fue una bendición de Dios.

Santa Maru, Elias Church, Brazil

Traducción al español:

Rosetta Castellón

Corrección:

Ricardo Gómez

Argentina

La información en la web es de distribución gratuita, si quieres compartir estas palabras eres libre de hacerlo, aunque lo ético es mencionar la fuente para respetar el trabajo de los demás.


2 replies »

  1. Muchas gracias a la hermana Rosseta, y muchas gracias hermano Gustavo, por facilitarnos todo este material que desde luego nos apoya en el avance d e la providencia en Mexico. Muchas bendiciones del cielo para ustedes. feliz Año y muchos exitos en todos sus proyectos, un Abrazo y Felicidades

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s