Inspiración

Charla de la Madre Verdadera leída por el Rev. Hyung Jin Moon en la Asamblea de la UPF

H.J.H. Moon: Mensaje a la Cumbre Mundial 2013

Por la Dra. Hak Ja Han Moon, Co Fundadora, Federación para la Paz Universal

Sábado, 23 de febrero del 2013

Este mensaje por la Dra. Hak Ja Han Moon, Co Fundadora de la Federación para la Paz Universal, fue dado por su hijo, Dr. Hyung Moon, en la apertura de la Cumbre Mundial 2013.

Excelencias. Primeras damas. Líderes de las religiones del mundo. Embajadores para la Paz. Damas y caballeros.

En honor a Dios, nuestros Padres Celestiales, y en nombre de mi amado esposo y nuestro Padre Verdadero, Rev. Sun Myung Moon, con mucho orgullo y calidez les doy la bienvenida a Corea para esta histórica Cumbre Mundial en “Paz, Seguridad, y Desarrollo Humano.”   

Déjenme empezar con unas palabras de profundo aprecio a todos ustedes que han expresado mucha calidez y atención respetuosa y preocupación durante el momento de ascención de mi esposo. No puedo empezar sin expresar cómo sus palabras han sido una fuente de consuelo para mí, mi familia y nuestro movimiento entero. Mi esposo, ahora en el mundo espiritual, está alentado por su esfuerzo y sigue llevando a cargo su trabajo sin descanso. Estoy tan cerca de él como lo he estado siempre y siento su presencia conmigo en este momento. 

Nuestro encuentro de hoy no es una cumbre política ordinaria para líderes mundiales. Convocada en honor al Día de la Fundación, esta Cumbre Mundial está bendecida por la gracia de Dios, nuestros Padres Celestiales, y representa el cumplimiento de la esperanza tan ansiada del Cielo, una esperanza en la que mi esposo y yo hemos trabajado durante nuestra vida entera para cumplirla.

Se preguntarán, “¿Cuál es el significado del Día de la Fundación?”   

El Día de la Fundación es un día de significado cósmico que marca un nuevo comienzo para el cielo y la tierra. Por el amor y la gracia infinitas de nuestros Padres Celestiales, todos lo que sinceramente se arrepientan de sus errores son perdonados. De esta forma, empezamos de nuevo como purificados hijos e hijas de nuestros Padres Celestiales. 

El Día de la Fundación afirma la soberanía absoluta de Dios, nuestros Padres Celestiales, y marca el punto de inflexión cósmico en el largo y doloroso curso de la providencia de Dios. Nuestros Padres Celestiales querían ser encarnados en esta tierra como Padres Verdaderos y vivir juntos eternamente con hijos e hijas filiales en el reino del amor verdadero: Una Familia Bajo Dios. Sin embargo, el ideal original de Dios se destrozó debido a la corrupción del amor, y a la Caída de Adán y Eva. La Caída llevó a la continua división de Caín y Abel, y la dominación de la humanidad por el poder satánico. El Día de la Fundación marca el día cuando esa era de pecado, ignorancia, y corrupción se pueda superar. Este es el día de la liberación, para Dios y para toda la humanidad.    

El ideal original de la creación es para que nuestros Padres Celestiales tengan su imagen y semejanza encarnadas substancialmente en este mundo, a través de la Bendición de los Padres Verdaderos. El Día de la Fundación no es más que la etapa de consumación de la Bendición Sagrada de los Padres Verdaderos, Padre Moon y el cielo y Madre Moon aquí en la tierra, junto con todas las familias bendecidas. 

De esta forma, el cielo y la tierra se unen, y las barreras que han separado a los seres humanos de Dios pueden ser eliminados. Con la Bendición de los Padres Verdaderos que dio lugar ayer, la puerta a una relación de amor verdadero libre, inocente y abierta entre el cielo y la tierra, entre nuestros Padres Celestiales y todos los hijos de Dios, se ha abierto. La piedra angular se ha puesto en marcha. La fundación se ha establecido.   

El Día de la Fundación también establece las bases para establecer la nación ideal del Cheon Il Guk, una nación unificada que trasciende las razas, etnias, nacionalidades, e incluso la religión, una nación que trascienda la división histórica de Caín y Abel y que no conozca fronteras; Cheon Il Guk es una nación cuyos ciudadanos son los hijos e hijas filiales sagrados de nuestros Padres Celestiales. 

Al analizar el tema de “Paz, Seguridad, y Desarrollo Humano” durante los próximos días, ¡les pido que pongan mucha atención a estos puntos! 

Excelencias. Damas y caballeros. Ansió profundamente que todos ustedes se tomen el tiempo de estudiar e investigar las enseñanzas de mi querido esposo, Padre Moon. Desde este punto en adelante, más y más gente a lo largo del mundo llegará a saber y apreciar su vida, sus trabajos, y por sobre todo, sus palabras. Sus enseñanzas proveen un mapa hacia la paz, una puerta a un mundo de gracia y cumplimiento que supera nuestras máximas esperanzas y expectativas. 

Por supuesto, esto no pasará automáticamente. Cada uno de nosotros debe invertirse a uno mismo total y completamente, todos los días. Les pido a todos ustedes que tomen este mensaje muy seriamente y que graben esto en sus corazones. Porque, si fallamos, las consecuencias pueden ser severas. Por lo tanto, les pido que hagan todo lo que puedan para seguir la voluntad de nuestros Padres Celestiales. 

El Padre Verdadero Moon siempre entendió la paz como un concepto muy profundo. No le dio mucha importancia a acontecimientos actuales o a asuntos externos. Más que eso, desde sus primeros días como un niño, tenía una visión hacia las tendencias y fuerzas más esenciales e internas que actúan en la historia humana. Era como si pudiera ver el ADN espiritual de la historia y las huellas digitales de la providencia de Dios de la restauración a lo largo de la historia. Así, cada vez que usaba la palabra paz, siempre pensaba primero y principamente en el corazón de Dios y en la providencia de Dios y en la necesidad de cada uno de nosotros de alinearnos con esa providencia centrada en la voluntad de Dios. Sin una comprensión clara de los Principios de la Creación, y de la forma en que el mal apareció y se expandió en este mundo, estamos muy limitados en nuestra capacidad de cambiar el curso de la historia hacia un mundo de paz universal. Por lo tanto, los animo a que estudien el Principio Divino. De esta forma, llegarán a entender nuestro propósito verdadero y la forma en la que Dios trabaja en la historia humana. De esta forma, podemos trabajar juntos para construir el mundo ideal que ha sido la esperanza de todas las eras, un mundo unificado de paz.

Cuando examinamos la vida de los grandes hombres y mujeres de fe, los que dieron su devoción completa y servicio a Dios, encontramos las verdaderas figuras centrales de la historia. Durante su tiempo de vida, sin embargo, sabemos que a menudo fueron ignorados o rechazados por lo previamente establecido y lo auto establecido. Sólo los humildes y mansos tenían “oídos para oír” y “ojos para ver” El curso de los Padres Verdaderos, hasta este momento, ha sido un curso de sufrimiento, lágrimas y tribulaciones. ¡Pero esa época ha llegado a su fin!

Mi marido y yo siempre hemos enseñado que la verdadera paz debe comenzar con la unidad de la mente y el cuerpo centrado en un corazón sincero de amor filial hacia Dios, nuestros Padres Celestiales. La mente, en torno a la conciencia, nos llama a servir a los demás, mientras que el cuerpo busca su propia comodidad. Al dominar nuestro cuerpo, podremos fortalecer nuestra conciencia y aprender a vivir por el bien de los demás. Este es el fundamento de la paz.

Además, la verdadera paz sólo puede lograrse sobre la base de la pureza sexual y la fidelidad en el matrimonio. Esta es la única forma de asegurar el valor sagrado del matrimonio y la familia según el ideal original de Dios. Este punto no puede enfatizarse lo suficiente. Debemos practicar la “moralidad sexual absoluta” De lo contrario, la familia será destruida, y la paz no se podrá lograr. Los hombres y las mujeres tienen la intención de vivir como compañeros eternos de amor, con igual valor, en la presencia de Dios. Un matrimonio centrado en la Bendición de los Padres Dios y los Padres Verdaderos es la relación más santa, sagrada y eterna.

La familia es creada por Dios como la “escuela del amor y de la paz” Las Sagradas Bendiciones que se han celebrado en los últimos 53 años son la primera línea en el camino hacia la paz mundial.

La verdadera paz también se construye en la armonía y la cooperación entre religiones. Ahora que nos encontramos delante de Dios, nuestros Padres Celestiales, no somos evaluados por el nombre de nuestra religión, sino por la calidad de nuestros corazones, por el amor y la piedad filial, y por la calidad de nuestros esfuerzos para servir a la providencia de Dios.

Mi marido y yo compartimos una visión clara para la era de Asia Pacífico y el surgimiento de una nueva organización mundial que reunirá a todas las naciones, las religiones y los pueblos del mundo. A pesar de que siempre he tenido un gran respeto por las Naciones Unidas, y siempre creímos que esa institución estaba vinculada a la providencia de Dios, ha llegado el momento para el cambio. Como ustedes saben, las Naciones Unidas intervinieron cuando esta nación de Corea fue invadida por los comunistas de Corea del Norte. Hombres y mujeres jóvenes de 16 países llegaron a Corea, poniendo sus vidas en peligro por personas que no conocían, con el fin de salvar a esta nación. En el proceso de salvar a esta nación, las fuerzas de la ONU también salvaron a mi marido de una muerte segura en una brutal prisión de Corea del Norte, un campamento de trabajos forzados comunista.

Por mucho que amemos y respetemos las Naciones Unidas, también reconocemos que las Naciones Unidas necesitan renovarse y reformarse. El Padre Verdadero imaginó un nuevo tipo de Naciones Unidas, que a menudo se la denomina las “Naciones Unidas Abel”

¿Cuál es el significado de una “ONU Abel”? Como ustedes saben, Abel es un personaje bíblico, el hijo más joven de Adán y Eva, quien fue asesinado por su hermano mayor, Caín. Abel era una persona que tenía el corazón propio de la piedad filial para con Dios, y él hizo de su vida una ofrenda centrada en la voluntad de Dios. Por lo tanto, mi marido siempre ha honrado y elevado a “Abel” como representante de un hijo filial. A pesar de que Caín pudo haber tenido más fuerza o astucia, le faltaba el corazón de un hijo filial. Sobre la base de la alimentación externa solamente, y el egoísmo, Caín no pudo establecer una familia, tribu o nación de paz. Sólo alguien con el mismo corazón que Abel puede lograr este objetivo.

Cada vez que mi marido habló de la “ONU Abel”, él reveló una visión inspiradora de la familia humana que se levanta en el amor y la superación de las barreras de nacionalidad, raza y religión. Él tuvo una visión de unas Naciones Unidas centradas en Dios. No en unas Naciones Unidas sobre la base de “los propios intereses nacionales”, sino unas Naciones Unidas que se preocupan por los intereses de Dios y por los intereses de todas las personas como hijos e hijas de Dios. Esto sería nada menos que un cheonilguk global.
¿No es ésta una visión inspiradora? ¿Qué tal trabajar en conjunto con la Federación para la Paz Universal para llevarla a cabo?

En agosto del año 2000 me presenté con mi marido en las Naciones Unidas. En ese momento, en su discurso de apertura, él ofreció tres propuestas: En primer lugar, le pidió a las Naciones Unidas que estableciera un consejo interreligioso dentro del sistema de las Naciones Unidas. De esta manera, la sabiduría espiritual y los valores de las religiones del mundo poedrían ser utilizadas para fortalecer a las Naciones Unidas y promover un acercamiento a la paz, la seguridad y el desarrollo humano. Considerando que la respuesta inicial a esta propuesta era débil, existe una conciencia creciente de su visión profética que yacía en la misma. Recientemente, de hecho, la Asamblea General estableció la “Semana Mundial de la Armonía Interconfesional” No podía dejar de pensar que se trataba de una expresión de la visión del Padre Verdadero.

En segundo lugar, abogó por la creación de “zonas de paz” en lugares del mundo donde el conflicto y la división crearon inestabilidad. Las “zonas de paz” no sólo sirven como zonas amortiguadoras desmilitarizadas entre las naciones hostiles, sino que se desarrollarán como zonas de desarrollo sostenible. Habló de las zonas de paz que serán pobladas por gentes de todo el mundo que se dedican a la paz y la cooperación.

En tercer lugar, pidió que las Naciones Unidas establecieran un día en el que se honre a nuestros Padres Celestiales y el ideal de los Verdaderos Padres. Estoy muy contenta de haber sido informada de que en 2012, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió que cada año, el 1 de junio, se celebrará el Día Mundial de los Padres Globales. Este es sin duda un paso en la dirección correcta.

También quiero mencionar que sólo unas semanas antes de la ascensión de mi esposo, él y yo, como co-fundadores de la Federación de Mujeres para la Paz Mundial, convocamos a una asamblea mundial de mujeres líderes de 194 países para poner en marcha la Red Mundial de Mujeres por la Paz. Mi marido ha descrito esta red global como la “ONU de las Mujeres Abel” Él entendió perfectamente el valor y el poder de las mujeres, como madres y esposas, hermanas e hijas y como líderes centradas en Dios que viven en aras de construir un mundo de paz, seguridad y el desarrollo humano.

Estoy muy contenta de ver hoy la presencia de tantos dirigentes mundiales distinguidos, entre ellos no solo los líderes religiosos, sino también los presidentes actuales y primeros ministros, vicepresidentes, primeras damas, ministros y parlamentarios. Sé que cada uno de ustedes tiene una gran responsabilidad y una gran influencia en sus países. Espero que se tomen en serio lo que he dicho hoy, y también espero que vayan a llevar este mensaje de regreso a sus países y de su gente.

Nuestro movimiento en todo el mundo, y en especial la Federación para la Paz Universal, está dispuesta a apoyar y trabajar con ustedes en todo lo que pueda para fomentar el ideal de la paz, la seguridad y el desarrollo humano en el país. Vamos a trabajar juntos para construir familias y naciones ideales, y unámonos como naciones, como religiones, como miembros de la sociedad civil para crear cheonilguk, la “ONU Abel”, y una sola familia bajo Dios.
Gracias y que Dios bendiga a sus familias y sus naciones.

Traducción al español:

Yamila y Ricardo Gómez

Argentina

La información en la web es de distribución gratuita, si quieres compartir estas palabras eres libre de hacerlo, aunque lo ético es mencionar la fuente para respetar el trabajo de los demás.

Gracias a todos por los comentarios!

3 replies »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s