Inspiración

El Camino para ganar la Victoria luego de ser golpeados

Visto desde el punto de vista histórico, la gente buena siempre han sido golpeados. Santos fueron los que siempre fueron golpeados. Mirando sólo este aspecto de sus vidas, son personas que aparecen como derrotados. Sin embargo, los santos nunca han sido derrotados, siempre están destinados a ganar la victoria final. Esta es la estrategia de los cielos. Jesús usó la misma estrategia. En consecuencia, el camino que ustedes van a caminar nunca puede ser cómodo. Tienen que caminar un camino que está lleno de dolor y sufrimiento. Si una persona trata de caminar sólo un camino fácil, no es erróneo considerar que es un traidor al cielo.

En la Iglesia de Unificación, los que han trabajado por su propio beneficio personal desaparecerán. Sin embargo, cuando las personas trabajan en silencio y con diligencia por el bien de la nación y el mundo, ya sea que las otras personas se estén dando cuenta y los reconozcan o no, se vuelven profundamente ligados entre sí sin necesidad de hacer promesas. Por lo tanto, en la oración, también, es muy importante orar en un lugar donde nadie se de cuenta de que están orando. Ofrezcan sus esfuerzos sinceros en un lugar en el que nadie sea consciente de lo que hacen. Este tipo de persona es la que se mantiene hasta el final. Tal persona se convierte en un tesoro en el corazón de Dios.

La Iglesia de Unificación está invirtiendo su máximo esfuerzo para crear tales tipos de personas. Estamos haciendo un esfuerzo diligente para crear una calidad de fe que pueda representar a decenas de millones de personas. Ustedes deben tomar una decisión en su mente y ofrecerse como fertilizantes para liberar el cielo y liberar a sus descendientes de este mundo malo.

Una persona que sube a la cima de la montaña para llorar, la que llora por amor al cielo, es una persona más grave que la que reza por la paz del mundo. En este sentido, las tres oraciones de Jesús en Getsemaní fueron las más graves, más que cualquier otra oración. Si hay tal persona, entonces el cielo no puede dejar de abrazarlo y tener una profunda preocupación por esa persona. Debemos saber que este tipo de persona es la esperanza para la raza humana. El cielo se mueve centrado en una persona así. Alguien que vive por y para el bien de sí mismo no puede dejar una luz para los demás. Pero una persona que vive por y para el bien de la nación, el bien del mundo, y por el bien de los cielos, es capaz de entrar en la esfera de la resurrección. Lo único que queda al final es el cielo. Los que viven por el bien de los cielos son capaces de durar hasta el final.

Sun Myung Moon
Septiembre 27, 1970
Extractos
God’s Will and the World
What We Should Accomplish in Our Lifetime

Traducción:

Ricardo Gómez

Argentina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s