Opinión

El condón, ¿es la solución?

Escribe desde México: Licenciada Alejandra Diener(*)

Alejandra Diener

Alejandra Diener

Asumir que porque algo es común, no quiere decir que es normal, ni natural, ni que esté bien. En muchos aspectos en la actualidad pareciera que cuando algo es recurrente, quiere decir que así debe de ser. Y no es así, es como si se dijera que como la gran mayoría de las personas se enferman de influenza durante el invierno, es normal. Es una enfermedad y no se puede aceptar como algo que esté bien.

Lo mismo sucede con el tema de la sexualidad, ya que se le dice constantemente a los jóvenes que una enfermedad venérea es inevitable y que la única forma que se puede prevenir es utilizando el condón, hacerse exámenes y ser honestos con todas tus parejas sexuales.[1] Es decir, que es común padecer una enfermedad de transmisión sexual (ETS) pero que aunque normal en esta era, es posible defenderse de ello. Asimismo, se supone que como todo el mundo inicia actividades sexuales desde muy temprana edad, entonces está bien, “mientras te cuides”.

Lo que es una realidad, es que las ETS solamente ocurrirán cuando una persona infectada tenga contacto sexual con otra persona. Dos personas sanas que son sexualmente activas solamente entre ellas nunca contraerán una ETS, y esto también es una realidad. Es una realidad que se llama fidelidad, responsabilidad y compromiso.

No obstante, quienes promueven que la única solución a algo tan común y “normal” como es tener relaciones sexuales casuales con el riesgo de contraer una enfermedad, nunca mencionan algo tan evidente. Por el contrario, se mofan de la abstinencia, satanizando y suponiendo que es la sola forma de estar libre de ETS, cuando no es verdad y también se burlan de la fidelidad como una opción real de permanecer sanos.

Los hacedores de políticas públicas venden la idea de que la única forma de evitar ETS es en realidad con el poderosísimo latex, el condón tan vendido y tan acogido por la sociedad pragmática del siglo veintiuno. Olvidando que la protección que brinda dicho producto varía entre un 80 y 85 por ciento para el VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana) y cero porciento para el VPH (Virus del Papiloma Humano).[2] Depende del virus o la bacteria, de cómo se utilice, la frecuencia y la constancia. El VPH, herpes y sífilis, puede sobrevivir en la piel  rodeando el área genital- Áreas que el condón no cubre.

El mensaje en sí, cuando escuchamos comerciales como el que recientemente la Secretaría de Salud de México encabezada por Salomón Chertorivski quiere enviar, es que todas las ETS y la angustia que las acompaña son 99 por ciento evitables. Una vida libre de herpes, de clamidia y otras más que no son nada deseables. Lo que aquí envían irresponsablemente es una falsa seguridad y a su vez un ataque en contra de la maternidad puesto que deshonran la tan loable ocupación. Simplemente es imprescindible tener la valentía de decir que es preciso retrasar la actividad sexual, encontrar a alguien que también haya esperado iniciarse en su sexualidad y después ser fieles .

¿Por qué sí se atreven a decir que no se conduzca en estado de ebriedad? ¿Por qué obligan a que se maneje con el cinturón de seguridad? Porque cualquier accidente puede ser fatal, puede causar la muerte. Así como prohibir el tabaquismo o el consumo de drogas,  porque no es sano. Iniciarse sexualmente a una edad inmadura y a parte promoverlo como algo casual es una irresponsabilidad, es igual o peor de peligroso, sobre todo porque se divulga para “disfrutar de tu juventud”, es decir, sin comprometerse, en pocas palabras incita a la promiscuidad. Uno de cada dos jóvenes en Estados Unidos contraerá una ETS antes de haber cumplido los 25 años de edad, y eso no implica que se van a curar. Puede ser mortal como un accidente automovilístico en estado de ebriedad o una sobredosis de drogas.

No es honesto promover al condón como 99 porciento seguro por parte de autoridades gubernamentales, porque en primera instancia científicamente no lo es, y en segundo y tercer lugar promoverlo como que prevendrá todo tipo de ETS y embarazos es como decir que te dará cáncer por vivir en la Ciudad de México y te tienes que salir pues es la más contaminada del mundo. Es relativo, ya que depende de si fumas, de si vives cerca de una fábrica, de si tienes antecedentes familiares, de si haces deporte. Lo mismo es con el condón que no podemos generalizar, como si de todo nos va a salvar. Depende cómo lo uses, con qué frecuencia, con que pareja y si contrajiste una ETS y de qué tipo. Es ignorante y peligroso que constantemente se bombardee a la sociedad mexicana con este comercial y demás anuncios que hablan del condón como la solución.

Lo que personalmente veo con estos sopts gubernamentales, es que en lugar de evitar contagios masivos de clamidia, gonorrea y demás ETS, es que se busca inmiscuir una ideología de libertinaje que consuma anticonceptivos, condones, abortos y pornografía. Todo va junto con pegado, es un círculo vicioso que genera mucho dinero y que lamentablemente olvida a la persona humana.

Y para no quedarnos atrás y ver hacia delante

Es sorprendente escuchar a los niños hablar de las elecciones. Darse cuenta que están muy enterados, pero sobre todo ver que están molestos por toda la propaganda que hay en las calles. Mis hijas dicen: “Mamá ya me cansé de ver al mismo señor en todos los postes”.

Nos leemos la semana que entra para no quedarnos atrás y ver hacia delante.

[1] Teenwire education “Teaching about  Sexually Transmitted Infections”

[2] “You’re Teaching my Child What?” Dr. Miriam Grossman

Fuente

Ricardo Gómez ricardomardel@yahoo.com.ar

Si te gustó el blog compartilo

3 replies »

  1. Quisiera saber de que manera se comprobo la efectividad del condon en seres humanos, de donde sale el 99, 85, 43 o el 0.0432%(haciendo un chiste) Creo que la unica prueba que se hace es una prueba industrial de resistencia del material con aire comprimido, tal vez me equivoque.
    Se hizo alguna vez una prueba de laboratorio donde 700 personas infectadas tengan relaciones con 700 personas sanas para ver los resultados reales, usando condon? Para que un medicamento y\o tratamiento sea aceptado por la comunidad medica, debe pasar por varias pruebas de laboratorio, donde incluso se le suministra al ser humano para ver los resultados, antes de salir a la venta.
    Me parece que el condon jamas ha pasado estas pruebas de laboratorio, por lo tanto no deberia ser aceptado como tratamiento para la salud.

    Me gusta

    • Hola Fernando, Por supuesto se han hecho pruebas que demuestran que el condón no es la solución. Como por ejemplo la FDA (Food and Drug Administration) Permite de cada lote de 1000 condones de 1 a 4 defectuosos, por otro lado hace pruebas para saber si tienen o no defectos con agua y aire. En cuanto a la efectividad también se plantea que existen 7 pasos para utilizar el condón de manera correcta, dentro de los cuales se habla de que su uso debe de ser constate y consistente. Cabe destacar que también depende cómo se utilice, si es para uso vaginal o anal que cambia su efectividad, asimismo existen más de 35 enfermedades de transmisión sexual que se dividen en bacteriales y virales, las primeras son curables pero no significa que no dejen secuelas, muchas de ellas el condón no las evita, porque no las cubre. Todo lo que te menciono sí se ha probado en laboratorios y con parejas serodiscordantes (Una sana y una infectada) que es la única manera de saber la verdadera efectividad del condón. Finalmente, hay tanto material y bibliografía que podrías revisar que te caerías para atrás de lo injusto e irresponsable que es que ONG´s, Organismos Internacionales y Gobiernos promuevan al condón como si fuera la panacea cuando en realidad es la caja de pandora que lamentablemente como genera ingresos monetarios se juega con la vida de las personas que más vulnerables están; los adolescentes que inician sexualmente a temprana edad gracias a campañas que desvirtúan la realidad como la que menciono en este escrito. Te dejo Bibliografía que leer en el siguiente comentario. Buen fin de semana.

      Me gusta

    • Bibliografía que te puede orientar para saber todo lo que se ha estudiado con respecto a la efectividad del condón:

      1) Weller SC. A meta-analysis of condom effectiveness in reducing sexually transmitted HIV. Soc Sci Med 1993; 36:1635-44.
      2) Pinkerton SD, Abramson PR. Effectiveness of condoms in preventing HIV transmission. Soc Sci Med 1997; 44(9):1303-12.
      3) Davis KR, Weller SC. The effectiveness of condoms in reducing heterosexual transmisión of HIV. Fam Plann Perspect 1999; 31(6):272-9.
      4) Weller SC, Davis-Beaty K. Condom effectiveness in reducing heterosexual HIV transmission. Cochrane Database of Systematic Reviews; 2002. Art. No.: CD003255.
      5) Crosby R, Bounse S. Condom effectiveness: where are we now? Sexual Health 2012, 9:10–17
      6) Warner L, Gallo MF, Macaluso M. Condom use around the globe: how can we fulfill the prevention potential of male condoms? Sex Health. 2012; 9(1):4-9.
      7) Cayley W. Effectiveness of condoms in reducing heterosexual transmission of HIV. Am Fam Physician 2004; 70(7):1268-69.}
      8) Rana RK, Pimenta JM, Rosenberg DM, Tyring SK, Paavonen J, Cook SF, et al. Demographic, behavioral and knowledge factors associates with herpes simplex virus type 2 infection among men whose current female partner has genital herpes. Sex Transm Dis 2005; 32(5): 308-13.
      9) Workowski KA, Levine WC. Sexually transmitted diseases treatment guidelines 2002. Centers for Disease Control and Prevention. MMWR Recomm Rep 2002; 5(RR-6):1-78.
      10) Genuis SJ, Genuis SK. Managing the sexually transmitted disease pandemic: a time for re-evaluation. Am J Obstet Gynecol 2004; 191:1103-12.
      11) Fitch JT, Stine C, Hager D, Mann J, Adam MB, Mcilhaney J. Condom effectiveness. Factors that influence risk reduction. Sex Transm Dis 2002; 29(12): 811-17.
      12) Genuis SJ, Genuis SK. Primary prevention of sexually transmitted disease: applying the ABC strategy. Postgrad Med J 2005; 81:399-301.
      13) Workowski KA, Levine WC. Selected topics from the Centers for Disease Control and prevention sexually transmitted disease treatment guildelines 2002. HIV Clin Trials 2002; 3(4):421-33.
      14) Crosby R, Yarber WL, Sanders SA, Gram CA, Arno JN. Slips, breaks and “falls”: condom errors and problems reported by men attending an STD clinic. Int J STD AIDS 2008; 19(2):90-3.
      15) Yarber WL, Graham CA, Sanders SA, Crosby RA. Correlates of condom breakage and slippage among university undergraduates. International Journal of STD and AIDS 2004; 15:467-72.
      16) Coyle KK, Franks HM, Glassman JR, Stanoff NM. Condom Use: Slippage, Breakage, and Steps for Proper Use Among Adolescents in Alternative School Settings. J Sch Health 2012; 82(8):345-352.
      17) Crosby R, DiClemente RJ, Holtgrave DR, Wingood CM. Design, measurement, and analytical considerations for testing hypotheses relative to condom effectiveness against non-viral STIs. Sex Transm Inf 2002; 78:228-31.
      18) Genuis SJ, Genuis SK. Adolescent behaviour should be priority. BMJ 2004; 328:894.
      19) Sandfort TG, Orr M, Hirsch JS, Santelli J. Long-Term Health Correlates of Timing of Sexual Debut: Results From a National US Study. Am J Public Health 2008; 98:155–61.
      20) Santelli JS, Brener ND, Lowry R, Bhatt A, Zabin LS. Multiple sexual partners among U.S. adolescents and young adults. Fam Plann Perspect 1998;30:271–5.
      21) Smith CA. Factors associated with early sexual activity among urban adolescents. Soc Work 1997; 42:334–46.
      22) Kaestle CE, Halpern CT, Miller WC, Ford CA. Young age at first sexual intercourse and sexually transmitted infections in adolescents and young adults. Am J Epidemiol 2005; 161:774–80.
      23) Niccolai LM, Ethier KA, Kershaw TS, Lewis JB, Meade CS, Ickovics JR. New sex partner acquisition and sexually transmitted disease risk among adolescent females. J Adolesc Health 2004;34:216–23.
      24) Rosenthal SL, Von Ranson KM, Cotton S, Biro FM, Mills L, Succop PA. Sexual initiation predictors and developmental trends. Sex Trans Dis 2001; 28:527-32.
      25) Smith CA. Factors associated with early sexual activity among urban adolescents. Soc Work 1997; 42:334–46.
      26) Magnusson C, Trost K. Girls experiencing sexual intercourse early: could it play a part in reproductive health in middle adulthood? J Psychosom Obstet Gynaecol 2006; 27(4):237-44.
      27) Hallfors DD, Waller MW, Bauer DJ, Ford CA, Halpern CT. Which comes first in adolescence-sex and drugs or depression? Am J Prev Med 2005; 29:163–70.
      28) Lam TH, Stewart SM, Leung GM, Lee PW, Wong JP, Ho LM. Depressive symptoms among Hong Kong adolescents: relation to atypical sexual feelings and behaviors, gender dissatisfaction, pubertal timing, and family and peer relationships. Arch Sex Behav 2004; 33(5):487-96.
      29) Kaltiala-Heino R, Kosunen E, Rimpelä M. Pubertal timing, sexual behaviour and self-reported depression in middle adolescence. J Adolesc 2003; 26(5):531-45.
      30) Sabia JJ, Rees DI. The effect of adolescent virginity status on psychological well-being. J Health Econ 2008;27(5):1368-81.
      31) Khan MR, Kaufman JS, Pence BW, Gaynes BN, Adimora AA, Weir SS, et al. Depression, sexually transmitted infection, and sexual risk behavior among young adults in the United States. Arch Pediatr Adolesc Med 2009; 163(7):644-52.
      32) Hallfors DD, Waller MW, Ford CA, Halpern CT, Brodish PH, et al. Adolescent depression and suicide risk; association with sex and drug behavior. Am J Prev Med 2004; 27(3):224-31.
      33) Rector R, Johnson K, Noyes L. Sexually active teenagers are more likely to be depressed and to attempt suicide. Heritage Foundation Center for data Analysis 2003: Report #03-04. Available at: http://www.heritage.org/Research/Family/cda0304.cfm.
      34) Rothman EF, Wise LA, Bernstein E, Bernstein J. The timing of alcohol use and sexual initiation among a sample of Black, Hispanic, and White adolescents. J Ethn Subst Abuse 2009; 8(2):129-45.
      35) Stueve A, O’Donnell LN. Early alcohol initiation and subsequent sexual and alcohol risk behaviors among urban youths. Am J Public Health 2005; 95:887-93.
      36) Morrison-Beedy D, Carey MP, Crean HF, Jones SH. Risk Behaviors Among Adolescent Girls in an HIV Prevention Trial. West J Nurs Res 2011; 33(5):690-711.
      37) Organización Mundial de la Salud. Reporte Mundial de la Salud 2002. 2002, capítulo 5:101-44.
      38) Organización Mundial de la Salud. Global Strategy for the prevention and control of sexually transmitted disease: 2006-2015. Geneva 2007.
      39) Centers for Disease Control and Prevention, 2011. http://www.cdc.gov/condomeffectiveness/spanish/latex.html
      40) Stephens MB. Preventive health counseling for adolescents. Am Fam Physician 2006; 74:1151-6.
      41) U.S. Department of Health and Human Services. Healthy People 2010: Understanding and Improving Health. 2nd ed. Washington, D.C.: U.S. Government Printing Office, November 2000. Accessed January 3, 2006, at: http://www.healthypeople.gov/Document/tableofcontents.htm.
      42) Halperin DT, Steiner MJ, Cassell MM, Green EC, Hearst N, Kirby D, Gayle HD, Cates W. The time has come for common ground on preventing sexual transmission of HIV. Lancet, 2004, 364: 1913-14.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s