Opinión

Clarín, entre el cálculo y el circo

Escribe desde Argentina: Ricardo Gómez

Como todos sabemos, el monopolio Clarín está trabajando denodadamente para conseguir en el menor tiempo posible un candidato presidencial potable con vistas al 2015. El candidato natural, por razones obvias, es el ingeniero Mauricio Macri, aunque, desde luego, el conglomerado para-periodístico no puede centralizar sus esfuerzos en un solo personaje, mucho menos aun en uno como Macri, quien dista mucho de ser un individuo capaz de realizar una campaña medianamente razonable. Si no puede con la ciudad de Buenos Aires, es ridículo llenarse de expectativas con él a nivel nacional. Aun así, el grupo lo cuida y protege porque, además de los millonarios negocios en común, no tiene mucho más de donde asirse. Obviamente, no trabajan solo con el poco adepto al trabajo ingeniero. Esta gente nunca pone todas las fichas en un solo número.

Por estos días hemos sido testigos de cómo el monopolio le hacía pisar el palito al actual Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, y confesar sus intenciones de competir por el sillón presidencial. No creo que Clarín intente usar a Scioli como candidato (aunque éste sería muy útil para ellos) sino más bien buscaron otros efectos. Uno es crear división dentro del kirchnerismo, en donde la lealtad cotiza en bolsa. El otro es, una vez más, vender humo. Ellos sabían que esas declaraciones generarían conflictos, y en esos escenarios conflictivos y caóticos es en donde el monopolio más rédito consigue. Scioli aclaró más tarde que su posible candidatura sería, eventualmente, si Cristina no se presentaba, ya que nunca competiría contra ella. De más está decir que esa aclaración nunca se publicó en Clarín. Esto demuestra, también, que el grupo está ciertamente buscando un candidato, ya que Macri hace aguas por todas partes.

Como dije en otros artículos, el problema que el monopolio tiene con Macri es que solo es potable para cierta gente que vive en Capital Federal, pero no así para el resto del país. Su figura no logra traspasar la General Paz. A pesar de los esfuerzos del grupo, su candidato no despega, sino que se hunde como un soldadito de plomo. Es en virtud de esto que Clarín y sus socios están buscando algún personaje lo suficientemente débil como para poder manipular a su antojo, como ya han hecho en reiteradas ocasiones de nuestra historia reciente.

Mientras traman todos estos negociados intentan, paralelamente, ocultarlo con sus habituales técnicas mafiosas. Claro que esas técnicas requieren de alguien que las lleve a cabo. No cualquiera sería tan vil como para anotarse y participar de semejante sainete. Se requiere de alguien sin escrúpulos, de poca monta. Así que el grupo salió y se compró un payaso. ¿Qué mejor para distraer a un pueblo mientras se negocian derrocamientos que un payasito? Y si ese caricato antes hablaba mal de ellos mucho mejor, como para que quede claro que ellos se compran lo que quieren.

Mientras el gobierno intenta salir adelante y hacer renacer un país desvastado por otros, este payaso, antes conocido como Jorge Lanata, se dedica a exteriorizar el odio que el grupo todo siente por los kirchner y todo lo que se les arrime. Se cansaron de decirnos que Cristina estaba crispada; sin embargo, ellos se muestran cada día más y más “nervioshos”, como tan bien les dijera Néstor hace algún tiempo. Están poco a poco perdiendo su posición predominante, y eso los encoleriza hasta la locura. La función de este grotesco y simiesco bufón es distraernos mientras sus patrones hacen de las suyas. Mientras nos sentamos a ver sus morisquetas sobre alguna rama, el grupo articula bajo cuerda candidaturas y piquetes destituyentes.

Lo peor que se puede hacer en estos casos es responder a los insultos del mamarracho disfrazado de hazmerreír. El gobierno, y quienes se alinean con sus ideas, no deberían dedicarle más que alguna risa de costado a los saltos crispados del mico clarinista en su programa “lobotomía para todos”. Darle mayor significado que una risa de lástima a quien ha caído tan bajo sería un despropósito y una pérdida de tiempo. Se debe, sí, no perder de vista los turbios manejos que el grupo hace a distintos niveles para seguir manipulando desde las sombras los destinos de un país que eligió otra cosa. Están acostumbrados a hacerse de un poder de mando que nadie les dio mediante un voto popular, sino que fueron muy hábiles para articular desde un escritorio en Puerto Madero los destinos de todos en función de sus intereses económicos. Dejemos al bufonesco arlequín clarinesco que siga dando enfurecidos saltos, eso nos seguirá recordando cada día lo nervioso y enojado que todo el grupo está. Lo que no podemos hacer es entrar en ese juego y dejarnos abstraer por el enajenado zopenco de los asuntos que todavía están pendientes.

Ricardo Gómez ricardomardel@yahoo.com.ar

Si te gustó el blog compartilo

2 replies »

  1. DEMASIADO RIDÍCULO Y FANTASIOSO TU RAZONAMIENTO..SE PARECE AL DE UN PAYASO A SUELDO TRATANDO DE DESVIAR LAS CARGAS…ESTE GOBIERNO NAC..ES UN DESASTRE PERDIÓ LA OPORTUNIDAD HISTÓRICA.-

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s