Opinión

La justicia siempre llega

Escribe desde Argentina: Ricardo Gómez

Hace aproximadamente dos años comencé a compartir artículos tendientes a analizar la forma, en mi opinión, tendenciosa y artera con la que el monopolio Clarín atacaba al Gobierno de Cristina Fernández para defender sus negociados. Naturalmente, esta decisión me convirtió en blanco de más de una crítica. He dado desde entonces muchas explicaciones acerca de los por qué de haber decidido usar este espacio con ese objetivo. No obstante las explicaciones, perdí amigos; me tildaron de “K”, de “ultra K”, de haber conseguido alguna dádiva de parte de este Gobierno y demás lugares comunes, tan comunes que aburren. A pesar de esto, no me detuve y seguí escribiendo mis artículos.

Habiendo pasado las Elecciones Nacionales con la contundente victoria de Cristina, era de esperar que compartiera mi opinión con los que siguen este blog. Porque es cierto que perdí a algunos que creía amigos, pero también es cierto que, para equilibrar, gané otros. Y lo primero que debo decir es que siento la tranquilidad de conciencia de quien sabe que ha hecho lo correcto. Luego del pasado fin de semana se sumarán muchos a este tren, bienvenidos todos, pero haber visto y apoyado lo bueno donde nadie lo veía es un placer que quedará reservado para los más de once millones y medio de personas que oportunamente nos jugamos.

No ahondaré en el lamentable papelón que algunos candidatos dejaron como obras póstumas de lo que no hay que hacer en política. Si quiere saber qué opino sobre ellos revise algunos de mis artículos anteriores. Seguirán seguramente rezongando, tratando de explicar lo inexplicable. Y está bien, porque cada uno debe hacerse cargo de las decisiones que toma, si lo sabré yo. Más de uno pasará a la historia no de la mejor forma, y todo por no haber sabido leer los cambios que se están gestando no solo en Argentina, sino en el mundo.

Paradójicamente, los vencidos por goleada se mostraron más envalentonados que la mismísima vencedora, quien llamó a la unidad nacional y la mesura. Y no solo se mostraron altivos, sino que, a pesar de la terrible paliza electoral, vociferaron exigencias a los cuatro vientos, asegurando saber lo que Cristina debería hacer de aquí en más con todo ese “poder”. Alguien debería avisarles que Cristina llegó donde llegó por lo que hace, no por la emisión de promesas vacías.

Sin embargo los más derrotados fueron quienes más se escondieron. Los “periodistas independientes” (a pesar del tiempo me sigo riendo de solo escribirlo) se ocultan cobardemente detrás de las páginas de sus diarios y desde allí arteramente atacan a la oposición por no haber podido con CFK. No dicen que, en muchos casos, fueron ellos quienes azuzaron letra desde las sombras para una oposición carente de ideas propias. Ahora que los votos los aplastaron se escurren como anguilas. Hoy hice el sacrificio de ver durante algún tiempo el canal monopólico Todo Noticias. Le sugiero que lo mire, y que analice si es cierto lo que le relataré aquí.

Empezaron a media mañana con videos de esos que cualquier gil baja de Internet. Siguieron con asuntos familiares de las estrellas. 10 maneras de destruir el mundo ¿? Luego alguna noticia de que Obama quería reunirse con Cristina, pero para pedirle que pague las deudas, haciendo, una vez más, una lectura mentirosa de los hechos. Siguieron con un video de una perra ciega que es guiada por otro perro. Mostraron a Jennifer López llorando por Marc Anthony. Luego se comunicaron con un experto por el tema de que el Gobierno “obliga” a las petroleras a poner la guita donde corresponde. Otro video del cantante de Aerosmith accidentado. Y así siguieron toda la mañana. Cada video y nota, cabe aclarar, duran muchos minutos, en virtud de esto los conductores casi no dan las caras. Todos esos minutos, queridos amigos, antes de las Elecciones Nacionales eran puntillosamente utilizados para denostar a Cristina. Pero la avalancha de votos fue tan contundente que en cualquier momento Todo Noticias empezará a transmitir al Pato Donald las 24 horas.

En estos días se celebra el primer aniversario del fallecimiento de Néstor Kirchner. En aquél momento escribí el artículo “La importancia de tener un líder”. En él decía que un líder es fundamental en cualquier sociedad, y que sus decisiones eran disfrutadas por partidarios y enemigos indistintamente. Pero un líder poco puede hacer si su compañera vibra en otra sintonía. En el caso de Néstor creo que debe, como nosotros, estar orgulloso de su compañera. Como dicen por ahí, resultó tener más ovarios que muchos de los varones que pasaron por la Casa Rosada.

Hace un año muchos de los hoy derrotados se mofaron de la desaparición física de Néstor, e incluso agredieron a Cristina pidiéndole que “lo siguiera”. Incluso hoy aseguran que “se hizo la buenita” luego de la muerte de su esposo. Esos profetas del odio hoy son historia, quedaron inscriptos en los anales de la historia Argentina como protagonistas de un papelón histórico, mientras que esa mujer a la que agraviaron cobardemente continuará en el poder por mucho tiempo más. Gracias a esa perseverancia no solo ganamos una Presidenta por cuatro años más, sino que recuperamos al Vicepresidente, que no es poca cosa. Esa es la diferencia entre un político del montón y un Estadista. Es en virtud de estos resultados que me animo a afirmar que a veces, aunque no lo parece, la vida termina siendo justa, muy justa.

Ricardo Gómez ricardomardel@yahoo.com.ar

Si te gustó el blog compartilo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s