El mensaje mafioso de Clarín

Escribe desde Argentina: Ricardo Gómez

Las primeras elecciones del año fueron, como se dijo en este blog y es de público conocimiento, sumamente beneficiosas para el Gobierno de Cristina Fernández. En varios artículos expresé que a Magnetto se le había “escapado la tortuga” al no haber podido prever y anular esas victorias. Como es sabido, el negocio del menos Noble de los diarios es mostrar un kirchnerismo derrotable en las urnas, y las últimas elecciones no estaban siendo útiles en ese sentido. Si hay algo que Magnetto no hace es descansar, razón por la cual debe haber tomado nota de esas indeseables victorias y se puso a trabajar con lo que tenía a mano.

Así fue que sacó de la galera a sus candidatos alegres del PRO. Según los sondeos los votos no le alcanzaban al ingeniero Macri para pelear las Nacionales, en virtud de eso tuvo que bajarse de esa pelea que le quedaba grande. Aun así lo hizo con estilo, fiel al target de gente que lo sigue y lo vota: con globos y alegría. Ya se dijo aquí que ese fue un capítulo tragicómico nunca visto por el que suscribe, festejar que no se puede competir para Presidente. Sin embargo, ese candidato logró unas muy buenas elecciones en la Capital Federal. Sobre ese asunto ya escribí mi opinión en el artículo “un psicoanalista a la derecha”

Curiosamente, en las pasadas elecciones de Santa Fe el candidato del PRO, Miguel Del Sel, se erigió como el vencedor, más allá de no haber llegado a la gobernación. La cantidad de votos conseguida por el ex Midachi sorprendió a propios y ajenos. De esta forma Magnetto logró lo inimaginable: torcer una tendencia de victorias kirchneristas que no le servían para sus propósitos. Estos guarismos no hacen otra cosa que demostrar que el futuro de la política está en manos de la no-política, y todo gracias al menos Noble de los diarios.

Pero, ¿cuál es el mensaje detrás de todo esto?. Sin dudas hay un recado que se debe leer entre líneas. Usted puede que odie a todo lo que se relacione con lo “K”, pero hay algo que debe reconocer: este es un gobierno de militantes políticos. El difunto Néstor junto con Cristina fueron militantes, y gran parte de su gabinete está compuesto por militantes de la política. Con los kirchner se reeditó nuevamente la importancia del militante político, y no es este un dato menor habida cuenta que veníamos del “que se vayan todos” que dejó el menemato y los desastrosos gobiernos que le siguieron. La muerte de Néstor abrió los ojos del monopolio disfrazado de diario independiente acerca de la enorme cantidad de jóvenes militantes que se acercaron a despedir al ex Presidente. Ese dato, creo, alarmó a Magnetto, ya que la existencia de militantes implica futuro, le da un aire de continuidad a un modelo que él odia.

No es casual, entonces, que los candidatos clarinistas sean ajenos a la militancia política y se ufanen de ello. Los candidatos del PRO no discuten de política, cierran sus campañas en algún programa pedorro de televisión, no cumplen sus promesas, pero aun así eso les alcanza para ganar las elecciones. Es todo un mensaje para los “K” y para todos los militantes que gente como Macri y Del Sel ganen las elecciones. Esto va derechito a la Casa Rosada. Es una demostración de fuerza sin precedentes de Magnetto, quien le muestra a Cristina (y a todos nosotros) que es capaz de inventar candidatos donde a simple vista resultaría inviable. Obviamente esto hubiera sido inimaginable sin la protección mediática que estos peleles han recibido de parte de su jefe. Casi nadie conoce algunos aspectos legales que apremian al ingeniero y sus colegas, asuntos que el menos Noble de los diarios se ha encargado prolijamente de ocultar.

¿Qué se puede hacer? ¿Qué hacer cuando uno consulta y los opositores no discuten sobre política, sino que solo manifiestan el odio que oportunamente Magnetto le inoculó? Como expresé hace algunas semanas en mi artículo “La importancia del escenario” Magnetto fue muy astuto al centrar la discusión en el odio, ya que en ese terreno no se discute de política, solo se odia. Nada se puede hacer al respecto, y créame que a uno se le llena el pecho de impotencia al ver los manejos mafiosos del monopolio, sus ocultamientos y mentiras. Nada es viable en tanto y en cuanto la gente siga tomando sus títulos apocalípticos como textos bíblicos. Hasta que esta sociedad no madure y busque información antes de decidir algo tan delicado como un voto, nada se puede hacer. La gente está cautiva del monopolio, solo repiten sus enunciados como corderos sin siquiera analizar por un momento.

Pero no solo va hacia la Casa Rosada el menaje. Todos los políticos de la oposición recibieron una medicina agria al haber ganado terreno Macri. Ahora son ellos quienes deberán arrastrarse para tratar de conseguir algún voto de lástima de alguien que permite que los chicos se mueran de frío. ¿Qué actitud tomará Magnetto ahora que Binner se erige como posible candidato fuerte para competir con Cristina? Si don Héctor decide que debe poner sus fichas con el Gobernador santafesino los otros candidatos opositores deberán esperar su turno, obedientes. Obviamente esto no se escribirá en ningún lado.

Hoy por hoy desconozco qué ocurrirá con las elecciones de octubre. El panorama se está ennegreciendo cada día que pasa, como bien profetizara Duhalde el día que Cristina se postuló para la reelección: “faltan cuatro meses” dijo en su casa, Todo Noticias, “en ese tiempo pueden pasar muchas cosas” Si lo sabrá él. Pase lo que pase, creo que finalmente quizás la gente obtenga lo que tanto desea. Si Cristina perdiera las elecciones en manos de algún candidato acuñado por Clarín comenzaremos a vivir en el Reino de los Cielos. Clarín se encargará de mostrarnos lo bien que se puede vivir sin los “K” Y para mucha gente eso será suficiente, mientras lo diga Clarín, mientras puedan seguir viendo a Tinelli y a Susana está todo bien, loco.

Ricardo Gómez ricardomardel@yahoo.com.ar

Si te gustó el blog hacé click en el botón +1 de Google

2 respuestas para “El mensaje mafioso de Clarín”

  1. Por un lado me parece bastante conformista eso de la «militancia k», y por el otro hay partidos que nunca dejaron de militar a pesar de no ser de renombre. Estoy de acuerdo con que el panorama esta cada vez más confuso. Solo espero que no gane un titere de Magnetto, prefiero a los bonapartistas k antes que eso (y se que tambien es conformismo). No me cabe mucho lo de subestimar a la gente con eso de Tinelli y bla bla, pero en fin. Por ahi te interesen estos articulos: http://elrincondelrivotril.blogspot.com/2011/07/la-pelotudes-total-entre-los-k-y-clarin_25.html y http://elrincondelrivotril.blogspot.com/2011/07/los-kirchner-y-la-dictadura.html.
    Saludos desde http://elrincondelrivotril.blogspot.com/

    Me gusta

    1. Hola Arturo Fabian Medina.
      La cosa no pasa por el conformismo, conformismo sería aceptar mansamente algo malo sabiendo que las demás opciones son peores. En el caso de este gobierno se ven hechos concretos de buen mandato, cosa con la que los opositores no pueden competir. En realidad no desmerezco a quienes miran Tinelli, lo que ocurre es que la campaña del PRO y afines se cocina en esos programas, esto no es casual, como comprenderás.
      Gracias por pasar, ahora veo los enlaces que dejaste. Un abrazo.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.