Opinión

El gran negocio “K”

Escribe desde Argentina: Ricardo Gómez

 

Este año electoral viene deparando un sinfín de noticias que no dejan de sorprender a los analistas políticos de Argentina. Desde comienzo de año casi todas las elecciones (siete de ocho) han sido favorables para el oficialismo, dejando muy rezagados a quienes se han conglomerado en las filas de la oposición política. Como se ha dicho en este blog, la hegemonía mediática liderada por el menos Noble de los diarios, me refiero a Clarín, ha sacado partido de todas y cada una de esas elecciones. Así, aquéllas en las que el kirchnerismo resultó ganador las ocultó o minimizó, la que resultó perdedor la puso en tapa y las que se disputaron entre dos candidatas aliadas al gobierno eligió omitir ese detalle y tergiversarlo. Esta es una metodología habitual para el monopolio mediático, seguida de cerca por los medios afines a su línea editorial.

Con motivo del “éxito” del ingeniero Macri en las pasadas elecciones, los medios monopólicos saldrán lógicamente a buscar rédito político, actitud que será levantada e imitada por quienes odian a Cristina. Lo cierto es que Macri ganó solo la mitad de la batalla, le queda aun la pelea final, con un desenlace todavía abierto. El ingeniero logra posicionarse ahora como un candidato opositor que pueda enfrentar al kirchnerismo en el 2015, ya sin Cristina. Macri sabía que los números no le daban para pelearle la presidencia a Cristina, razón por la cual organizó aquella célebre fiesta de globos para bajarse de la candidatura. Ahora bien, muchos analistas observan que el ingeniero danzante ha adoptado un mensaje más parecido al de Cristina, y esto no es casual. Creo que tanto para el monopolio como para la oposición es un negocio redondo tener a un “K” en el gobierno, de allí que se lo imite. Piénselo, amigo lector.

Cuando los terratenientes del campo Argentino cortaron las rutas nacionales quejándose porque les querían quitar parte de lo que ganaban, la culpa fue de los “k” Incluso gran parte de la población, azuzada por los medios hegemónicos, se puso de parte de aquéllos que pagan los sueldos más bajos a sus empleados, como así mismo ostentan orgullosos el mayor índice de trabajo en negro y esclavo del país. Incluso festejaron que arrojaran leche y fruta a las banquinas.

La oposición pudo despacharse a gusto con frases del calibre de: “A Kirchner piden en la calle que lo maten” Sin embargo, esas frases eran a causa del odio que generaban los “K” y no de ellos. Incluso una señora abofeteó a un “K” y fue ampliamente festejado por la oposición.

Si Cristina habla mucho se quejan, pero si no hablan también se quejan porque no da la cara. Lo mismo habían dicho de Néstor, ya que no era frecuente que diera entrevistas.

Para Clarín ha sido un negocio pingüe disponer de los “K” ya que gracias a ellos tienen asegurada una tirada media de ejemplares, aun cuando las ventas han caído notablemente.

El mismísimo Macri tiene que agradecer cada día de su vida que Cristina esté al mando, ya que su inoperancia se ve tapada por la campaña en contra que los monopolios emprendieron contra ella. Cada cosa que él no hace es culpa de CFK, y no de su incompetencia. La influencia mediática es tan importante, que la gente desconoce las tropelías que comete el ingeniero, no sabe que muchas de las obras que ve no son como consecuencia del trabajo de Macri, sino del Gobierno nacional, pero ellos solo tienen ojos para las mentiras que vende Clarín sobre Cristina.

Si usa las cadenas nacionales está mal, aunque nadie se quejó cuando Cavallo, allá por los ´90, usaba esa misma cadena nacional los cinco días de la semana para contarnos los ajustes que nosotros pagaríamos, mientras Menem le regalaba Canal 13 al monopolio Clarín por debajo de un escritorio.

Los pésimos guarismos de algunos candidatos, por ejemplo la señora Carrió, que solo ha cosechado el 5% de los votos en TODAS las elecciones que hubo hasta ahora, ¿adivinan quién es la culpable? Quizás usted crea que la gente no la vota porque está orate, porque le chifla el moño, pero no, la culpa es de Cristina, como afirmó hace horas.

A “Pino” Solanas le vino bárbaro los “K”. La pérdida escandalosa de votos no se debió a su conspicuo acercamiento a la derecha, ni a sus comentarios xenófobos y denigrantes para con los votantes del interior, no, señor, fue culpa de los “K”, ya que todo es culpa de ellos.

También la UCR hizo la peor elección en diez años. Y eso a pesar de que su candidata a Jefe de Gobierno, Silvana Giúdici, desfiló días enteros en los medios hegemónicos mostrando su beneplácito para con el monopolio. Esta derrota aplastante, seguramente, es culpa de los “K”, y por eso su líder máximo, Ricardo Alfonsín, aseguró que en la segunda vuelta apoyará a Macri, demostrando que hará cualquier cosa con tal de debilitar a Cristina, y poder así cosechar algún que otro voto.

¿Se entiende? Tanto para el monopolio como para los opositores de cartón, tener a Cristina en el gobierno es la salida más decorosa a sus problemas. Quizás por eso a Magnetto no le caiga tan mal la idea de soportarla cuatro años más. Ante lo inevitable, es aconsejable sacarle el jugo. Para el monopolio ha sido frustrante que alguien osara poner en tela de juicio su poder predominante. Según todas las encuestas, ninguno de sus peleles puede pelearle a Cristina el sillón de Rivadavia, así que, obviamente, le conviene seguir haciendo negocios con sus candidatos clarinistas. Si lo piensa bien, no es tan mal negocio, ya que mucha gente seguirá comprando cada día el panfleto de los Noble buscando su cuota de odio para superar el día, casi como una droga.

Por eso creo que Cristina sigue siendo un negocio muy redituable para la oposición y para Magnetto. No les conviene a ninguno de ellos que CFK no esté, porque mucha gente notaría lo incompetentes y efímeros que son. En definitiva, a Magnetto solo le importan los billetes, y eso está asegurado con sus monigotes opositores. Quizás me equivoque, pero creo que el gran negocio “K” seguirá por mucho tiempo más.

Ricardo Gómez ricardomardel@yahoo.com.ar

Si te gustó el blog compartilo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s