Opinión

La caída de River Plate y los Piratas de siempre

Escribe desde Argentina: Ricardo Gómez

 

Estamos a casi una semana del partido que dejó como saldo la pérdida de categoría del equipo de Nuñez, y el consecuente ascenso a Primera División de Belgrano de Córdoba, equipo conocido como “Los Piratas”. Se han escrito cientos de editoriales al respecto, y se siguen escribiendo, incluso en sitios internacionales. Y no es para menos, ya que River Plate es uno de los grandes equipos del fútbol mundial.

Sin embargo, esa historia que ostentaba el equipo de la banda roja no fue suficiente para sostenerlo en la Primera División del fútbol local. Todos coinciden en que River ha venido en caída libre desde los últimos seis campeonatos, dando por tierra las versiones que apuntaron a que la debacle se debía a una situación momentánea y más cercana en el tiempo. A la hora de buscar culpables, el ex Presidente Aguilar se lleva las palmas, seguido de cerca por el actual Presidente, Passarella, quien acaba de lavarse las manos cual contemporáneo Pilatos. Los malos manejos, la connivencia con los “barras bravas”, los negocios con las ventas de jugadores, son algunas de las causas que llevaron al equipo de Nuñez a tener que jugar las próximas temporadas en la B Nacional.

Esta explicación parcial que algunos esbozaron no contempla lo que, a mi entender, ayudó en gran parte a hundir a River, y amenazaba, de continuar, con mandar a otros equipos “de los grandes” a hacerle compañía. Existe un factor histórico crucial que contribuyó con creces para que el fútbol se llene de delincuentes, y ese factor se llama Torneos y Competencias, del Monopolio Clarín.

El fútbol era un deporte, y solo eso. Pasional, como todos los deportes, pero hasta ahí. Cuando el monopolio Clarín a través de TyC se robó el fútbol, lo convirtió en un negocio que movió millones de dólares, aunque hacia un solo lado. Los clubes se endeudaron sistemáticamente a pesar de la enorme fortuna que TyC embolsó con la televisación de los partidos mediante la codificación. Gran parte del poder mediático del monopolio se cimentó sobre el populismo y las espaldas del fútbol, esto gracias a los negocios poco santos entre el eterno Presidente de la AFA, Julio Grondona y el dueño e ideólogo de TyC, Carlos Ávila junto a su Presidente, Bombau.

A partir de esa  estafa el fútbol se empezó a llenar de delincuentes e indeseables. Para que Clarín pudiera cosechar cada vez más y más dólares se indujo a todos a creer que el fútbol era cuestión de “vida o muerte” Los colores de los equipos suplantaron a la familia e incluso a la religión. Todo en pos de llenar las canchas y los bolsillos de Ávila, Grondona y Clarín. Los sponsors por aquél entonces tenían que ver con el alcohol, ya que era indispensable que los seguidores estuvieran bien llenitos de cerveza. A eso se le sumaron las “barras bravas” indispensables para movilizar al resto de las hinchadas. Y, como ingrediente final, la droga llegó para convertir al fútbol en un conglomerado infernal.

Así fue que de a poco los clubes se fueron hundiendo en el desastre, aunque sin notarlo. Fueron esquilmados por TyC y Clarín en millones de pesos por mes, afectando aun más a los equipos chicos. Hasta un equipo como River, uno de los más grandes, no soportó el desguace que esos mafiosos le hicieron. A pesar de que los clubes pudieron comenzar a reestructurarse con el nuevo manejo del fútbol por parte de “Fútbol para todos” no alcanzó. El desastre que hicieron con River fue tan profundo que las consecuencias están a la vista. Pasó la era de los campeonatos ganados fácilmente para River y los otros “grandes” Nótese este detalle: Entre julio de 1991 y junio de 2006, se jugaron 30 campeonatos. Entre Ríver (11) y Boca (7) dieron el 60% de las vueltas olímpicas. En la mejor década de su historia, Vélez llegó a la elite con 5 consagraciones. San Lorenzo (2), Independiente (2), Newell’s (2) y Racing (1) completan el septeto de equipos campeones de un período bien concentrado. Queda claro que a Clarín le convenía que los dos equipos más grandes cosecharan los trofeos con asiduidad.

Este manejo monopólico del deporte ha moldeado a nuestra sociedad hasta los huesos. Gracias al fútbol que usurparon pudieron crear varios canales de TV exclusivos de deportes, radios afines y centenares de “periodistas especializados”, reporteros que, si los juntamos a todos, no hacen un Víctor Hugo Morales. Y fue justamente mediante esa invasión de medios que pudieron inculcarnos sus costumbres. Todavía recuerdo la vergüenza y el asco que sentí a ver uno de esos programas: mostraban a hinchas de distintos clubes antes de entrar a la cancha. Ante el micrófono los fanáticos mostraban el escaso o nulo raciocinio y lanzaban al éter frases olvidables como:

“Hoy es el cumpleaños de mi vieja, pero (poner el club que se desee) es todo, loco”

“La bruja está en el hospital dado a luz a mi hija, pero por (poner el club que se desee) dejo todo, dejo”

Y expresiones del mismo calibre de idiotez. Estos pazguatos se convirtieron de la noche a la mañana en los nuevos modelos a seguir. Y estos fatuos engendros fueron imitados por miles, para quienes el fútbol, TyC y el partido codificado devino en el nuevo ídolo de barro a quien adorar.

El fútbol ahora cambió de manos. Es paradójico que un delincuente como Grondona haya traicionado a los delincuentes de TyC y Clarín, lo cual demuestra que en los negocios los primeros en morderse son los que antes se lamían los rabos. Ahora Clarín ataca a “Fútbol para todos” y a Grondona, a quien antes protegía, como haría una mujer despechada, pero no cuenta a nadie el robo perpetrado por ellos durante décadas. Los equipos “chicos” son los que ahora están viendo la diferencia, pudiendo incluso acceder a la conquista de campeonatos, cosa que antes les resultaba casi imposible ya que “no vendían lo mismo”. Hoy los ingresos que resultan de la televisación de los partidos es un negocio para todos, y no para unos pocos.

River ya no está en primera división, y no hay marcha atrás. Deberá aprovechar este momento tan desagradable para sacudirse el polvo y mirar hacia adelante. Nada perdurable puede surgir de la mentira, y el fútbol todo ha estado inmerso en una gran mentira. Las víctimas fueron docenas de equipos “chicos” que hasta hace poco no podían competir con Boca o con River, aunque el primero en pagar el precio del manejo que los delincuentes de TyC, Clarín y Grondona hicieron fue River.

Los hinchas de River no deberán perder de vista quiénes fueron los responsables directos de esta “tragedia” de índole estrictamente deportiva. Deberán separarse diametralmente de esos ignorantes que creían que el fútbol lo era todo, incluso más que sus familias, ya que eso solo fue una mentira inculcada por quienes robaron y usufructuaron un hermoso deporte. Por último, un buen hincha de River no deberá enojarse con los “Piratas” de Belgrano de Córdoba, sino más bien con los otros piratas, esos que hicieron que River, el fútbol y los valores de una sociedad se fueran a la “B”

Ricardo Gómez ricardomardel@yahoo.com.ar

Si te gustó el blog compartilo

6 replies »

  1. Escúcheme señor escritor crítico, ud. sabrá de política de fútbol y negocios manipoliótico de eso que ud. menciona, que está bien, no digo nada al respecto, pero lo que no sabe y quiero informarle para que se informe con una buena información, valga la infor- digo al redundancia. River, como no podía salir campeón de la “A”, puso en prática el plan “B”.

    Y ya lo Be
    y ya lo Be
    jugaremos en la “B”

    andaaaa a paseaaaaaa.

    Me gusta

    • ESPECTACULAR. Me alegro Eduardo que lo tomes con alegría, nadie se muere por estas cosas. Deberás admitir que me comporté como un caballero, no gasté a nadie.
      ¿Tenés idea cuándo se juega el próximo super clásico?

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s