Opinión

La estrategia mentirosa de Clarín

La clave fue la victoria kirchnerista en Catamarca, ahí a Magnetto y a su troupe se les escapó la tortuga. Por algún motivo sus pergenios desconocían previamente la relación sanguínea de la Gobernadora electa, Lucía Corpacci con cierta gente. ¿Cómo puede ser que esa señora fuera pariente de Ramón Saadi y nadie se haya enterado? De haber conocido ese dato antes Magnetto podría haber restado algunos votos al oficialismo, pero nadie investigó a la familia oficial. Imagino que alguna cabeza habrá rodado ante tamaño desliz. Pero una vez cometido el error se delineó rápidamente los pasos a seguir. Era evidente que los “K” triunfarían en prácticamente todas las elecciones, la idea central era evitar que esto sucediera debido al conocido “efecto cascada”. Los métodos son los ya conocidos por todos: mentir e instalar falsas verdades. Quedó esto en evidencia cuando el lunes siguiente la tapa del “gran mentiroso argentino” ninguneó el tema:

Ninguneo de Clarín

La elección siguiente fue en la provincia de Neuquén. Era crucial evitar por todos los medios un triunfo “K” Imagino que a medida que el recuento de votos progresaba la definición era inminente, y nadie podía evitar la derrota del PJ Federal y un nuevo triunfo “K” A raíz de esto, y por obra y gracia de la magia, los datos no llegaron a tiempo. Dicha demora logró el primer objetivo: las tapas de los diarios del lunes no tendrían el tan ansiado anuncio sobre la victoria “K” Pero la apuesta fue mayor. Directamente hubo fraude, algo vergonzoso para todos, y que fue ocultado sin tapujos por el monopolio y sus acólitos. Aun hoy seguimos sin definiciones. En ese sentido, Clarín y Magnetto se salieron con la suya.

Y luego vino Salta. La idea era la misma: evitar relacionar cualquier victoria con los “K” En este caso no podrían haber recurrido a las tácticas mafiosas utilizadas en los sufragios anteriores, sobre todo porque la victoria de Urtubey era previamente conocida por todos. ¿Qué hacer, entonces? Muy sencillo: habiendo sido reelecto el Gobernador Urtubey había que separarlo de los “K” y eso hicieron. Anoche el portal de Clarín ya les mostraba a sus súbditos cual sería la línea editorial a seguir: “No es un triunfo K” Acto seguido, se dedicaron a distanciar al Gobernador de la Presidenta. Esto, como todos saben, es mentir sin escrúpulos, ya que fue el mismísimo Gobernador quien agradeció a la Presidenta y se alineó con su mandato. La tapa de Clarín, en línea con esta manipulación, aclara para sus seguidores que el triunfo no ha sido de los K, sino del PJ. Nótese que acto seguido, y justo debado de la nota central, informan que su candidato, Duhalde, gana otra de las internas del PJ. Para el ojo distraído, pareciera que el ganador fue Duhalde.

Estas estrategias se deshilachan poco a poco. Si bien es cierto que todavía mucha gente permanecen cautivos de las mentiras de Clarín, hay que decir que, afortunadamente, hay mucha otra que ha despertado y ve otras realidades. Como digo en mi artículo “Los monopolios informativos y su verdadero poder” los monopolios informativos solo pueden seguir mintiendo porque todavía hay un remanente de personas ingenuas que les cree como si el Clarín fuera un texto Bíblico. A medida que vayamos madurando como sociedad estos grupejos de cuarta irán indefectiblemente desapareciendo. Al menos eso espero.

Ricardo Gómez ricardomardel@yahoo.com.ar

Si te gustó el blog compartilo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s