Experiencias Personales

¿Para Quiénes son Substanciales los Padres Verdaderos?

Escribe desde Argentina: Alfredo Corales

Alfredo Corales

Alfredo Corales

Las siguientes son dos experiencias Físico-espiritual. Una durante la ceremonia de Bendición, del 3 del julio de 2002, dada a los Cristianos en uno de sus templos, y la otra fue un sueño que tuve esa misma noche después de dicho evento.

Fuimos invitados, junto con mi esposa Dagmar, para participar y ayudar en la Bendición. Mi esposa no pudo ir porque no tuvimos con quién dejar a los niños. Como ella no podía ir me pidió que llevara la cámara fotográfica para registrar el acontecimiento. Esto hizo que fuera con la actitud de un reportero grafico. Dicha actitud me dio la libertad interna para tomar las fotos y moverme todo cuanto quisiera en el recinto. Creo que ésta fue la causa que me permitió tener tales experiencias.

Nosotros queremos y deseamos que todos sean elevados al cielo a traves de los PADRES VERDADEROS. Personalmente sentía que la ceremonia no se estaba haciendo de tal manera. Se lo mencionó al PADRE MOON al pasar como: el Obispo Moon…?

Este hecho terminó confirmando tales sentimientos, que dejaron en mi corazón una sensación de mucha incertidumbre. Una de nuestras hermanas se me acercó y me transmitió sentimientos similares a lo que yo tenía.

Seguí con mi labor de tomar fotos de todos los ángulos posibles. En una de estas circunstancias, me posiciono para tomar una importante foto del estrado con los oficiantes de la Bendición.

Como generalmente la foto no es algo personal, esto me permitió tomarlas desde una perspectiva más pública, separándome del “yo personal” para así poder tener una visión más amplia de lo que quería obtener.

¡He aquí!, en tales circunstancias, que el cielo se puso de manifiesto.

Sobre el estrado, en el centro y con atuendos blancos, se encontraba el oficiante principal, el Obispo Acuña con su esposa y su callao. También había otros líderes religiosos. A la derecha del escenario, delante de la silla que representa a los Padres Verdaderos y la bandera que nos identifica, se encontraba el presidente de la F.F.P.U.M. junto a su esposa (nuestros hermanos: Gustavo y Rosi)

Cuando me separo y miro el contexto general de todo sobre el estrado, a pesar de las vestiduras blancas del Obispo, resaltaba sobremanera la figura de nuestros hermanos, Gustavo y Rosi, que representan todo lo que nosotros creemos; nuestra fe, nuestro corazón hacia Dios, y esencialmente hacia nuestros PADRES VERDADEROS, que a mi juicio, no se les estaba dando el lugar que merecen.

Pero ahí estaban nuestros hermanos (Gustavo y Rosi) ¡Sus rostros muy brillantes! Emanaba de ellos una ¡belleza espiritual difícil de describir! Serenos, aplomados, muy seguros de sí mismos ¡libres! Transmitían la sensación de seres sustancialmente realizados de acuerdo al plan original de la creación.

Al observarlos detenidamente, dichas vibraciones espirituales llegaron a mi corazón y me daban mucho alivio y paz. ¡Era como un bálsamo para mi espíritu!

Resaltaba la estola blanca, con los símbolos de la Iglesia y la Federación de Familias, en rededor del cuello de Gustavo y caía resplandeciente sobre su cuerpo.

El resto de las personas no eran tan claras, ni sus figuras tan definidas. Esto me hizo reflexionar y automáticamente todos mis sentidos se dirigieron hacia el lugar donde se encontraba  el grupo de nuestros hermanos: ¡y ahí estaban ellos! Diez aproximadamente; también ¡brillantes, bien definidos! Nuestras hermanas, ¡lindísimas, refinadas!… Me sentí muy feliz y contento. ¡Cuánto más gratificante sería para Dios si lo estaba siendo para mí!… ¿verdad?

Todas estas experiencias maravillosas parecen que no fueron suficientes, puesto que me fui a dormir con este corazón de intriga que les mencionaba al comienzo. Entonces, ya en sueño, me encuentro al fondo del auditorio, desde una posición elevada que me permite ver casi todo el recinto con su estrado al final. En este momento entra el PADRE y comienza caminar sobre la alfombra roja. Lucía un saco color caqui, informal (como siempre lo he visto en reuniones íntimas que he tenido la fortuna de participar)

Desde lo alto lo observo caminando hacia el estrado, de espaldas a mí.

Los participantes e invitados, Cristianos todos, que lo veían por primera vez, como nos sucedió a muchos de nosotros cuando vimos al PADRE por primera vez, querían tocarlo. Extendían sus manos para hacerlo, pero no podían. Sus manos se sumergían dentro del cuerpo del PADRE, porque era solo la imagen espiritual del PADRE, carente de sustancia física. Por más que se esforzaban no lograban tocarlo, no podían.

El PADRE sigue caminando, llega hasta el estrado, sube al mismo y comienza a saludar a los oficiantes y demás líderes religiosos. Todos tienen la misma experiencia: ¡El PADRE no es sustancial para ellos! ¡No pueden tocarlo!

Sigue recorriendo el escenario. Las imágenes de las personas no resaltan demasiado, solo lo hace la de la pareja que se encuentra al final del escenario, la pareja que les comenté al comienzo, que estaban parados  delante de la silla que representa a los PADRES. ¿Quiénes eran ellos?… ¡Nuestros hermanos, Gustavo y Rosi! El PADRE llega hasta donde se encuentran ellos y abraza a Gustavo, en este preciso instante, es cuando EL PADRE SE TORNA SUBSTANCIAL, REAL; tal es así que Gustavo también lo abraza y lo palmea. Es tan real, que desde el fondo donde me encontraba, logro sentir las palmadas que el presidente le da a nuestro PADRE. También sucede lo mismo con el resto nuestros hermanos / as de la Federación de Familias que estaban presente.

La conclusión es que para nosotros, los hermanos /as, quienes creemos, seguimos y amamos a los PADRES VERDADEROS, ellos son sustanciales y reales en nuestra vida física y espiritual; mientras que para los demás, Cristianos que, por alguna razón estaban ahí, es solo una imagen transparente, carente de solidez. No pueden tocarlo y por ende tener una relación directa, sustancial y estrecha como la que tenemos nosotros, sus hijos.

Cuando me refiero a la relación físico-espiritual, es porque tuve estas dos experiencias, una externa, un tanto más física y la otra interna, más espiritual.

En dicha experiencia es como que si Dios me dijera: Alfredo; el PADRE VERDADERO es el PADRE para todos por igual. La diferencia la hace cada uno de ustedes en relación de corazón y todo lo que ello implica, con los PADRES VERDADEROS; en posición de padres y ustedes de hijos. ¡Amen!

El hecho de hacer publica tal experiencia, es porque sentí que podía dar respuestas y llevar alivio a corazones que por ahí se encontraban en situaciones similares a la mía.

¡Muchas gracias por permitirme expresarme!

A mis queridos hermanos sinceramente.

¡Con gratitud y amor para DIOS Y LOS PADRES VERDADEROS!

padre-con-alfredo

Alfredo Corales

10 replies »

  1. la verdad desde hace mucho tiempo que esperaba poder leer algo tan presioso e inspiradoR como esta revelacion Alfredo. muchas gracias, es como vos desis somos hermanos y aunque no podamos reconocerlos todos sin ecepcion tenemos la luz que nuestro padre puso en todos y cada uno de nosotros y muchas veses nosotros mismos no nos vemos de ese modo.
    gracias. TU HERMANA OLGA.

    Me gusta

  2. Que bello! Definitivamente, el llevar a los Padres Verdaderos en el corazón, es lo que nos hace diferentes, contar con su bendición es lo más precioso del mundo y es eso lo que nos hace una familia unificada.

    Gracias por compartir esta experiencia.

    Me gusta

    • ¡Muchas gracias Daesy! No te conozco personalmente pero si a través del foro; veo que sos una asidua participante, en cambio yo lo hago esporádicamente, no me engancho tan facilmente.
      Gracias nuevamente.
      Alfredo.

      Me gusta

  3. es realmente algo verdadero y lleno de esperanza que podamos tener a los padres verdaderos en nuestro corazon para poder recorrer el camino que nos llebara al corazon del padre celestial y permintira construir con nuestra responsabilidad el ideal por el cual sea trabajdo tanto tiempo muchas bendiciones para cada uno de los mienbros que construyen una familia mundial

    Me gusta

    • ¡Muchas graicas Pablo por tu somentario! Es muy gratificante que a pesar que no nos conocemos, podemos tener éste diálogo, esa es la idea de que nos insperemos mutuamente, verdad? No gustaría saber más de tu persona, ahí tenes mi mail o por el contrario podes hacerlo al foro, es lo mismo. Desde ya ¡muchas gracias! nuevamente.
      Alfredo.

      Me gusta

  4. Bueno la publicacion que se tiene aqui sobre la experiencia viva que paso Alfredo es unica pienso, pues desearia tambien tener una experiencia asi jejeje mucho animo a todos y a continuar construyendo la familia verdadera mundialmente ” Una familia bajo Dios ” . Saludos……!Desde Bolivia….!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s